Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

PENSAR

"No estás separado del Todo. Tú eres uno con el sol, la tierra, el aire. Tú no tienes una vida, tú eres la vida."

  

Eckhart Tolle

 

 

ENERGÍA, LUZ E INFORMACIÓN

Todos nosotros estamos formados por células; éstas a su vez por moléculas y las moléculas son vibración de la energía que fluye en todo el universo.

 

Archivos

FRASES

Quien mira hacia afuera, sueña; quien mira hacia adentro, despierta.

Carl Young

 

"La incertidumbre de las cosas no despierta miedo en quien está en la conciencia de la Unidad, pues está seguro de sí mismo. La voz de la verdad interior dice: Abrazo a lo desconocido porque me permite ver nuevos aspectos de mí mismo."

Deepak Chopra

VIDEOS

 

 

 


 

Categorías

14 diciembre 2013 6 14 /12 /diciembre /2013 11:27

1-CONSECUENCIAS.jpgTodo lo que hacemos tiene consecuencias

En cada instante de nuestra vida actuamos, tomamos decisiones que nos afectan y afectan a los otros. Pero, con frecuencia desconocemos el impacto que tienen las cosas que hacemos, muchas veces ni siquiera lo imaginamos y otras aunque lo suponemos, no nos lo preguntamos.

Ocurre que estamos acostumbrados a pensar que solo lo heróico, lo muy importante tiene una consecuencia que valga la pena mirar, desvalorizamos lo cotidiano, lo que hace costumbre, como si esta no se constituyera en un estilo de vida. Menos aún, pensamos que aquellas cosas que hicimos muy ocasionalmente y dada una circunstancia muy específica, puedan tener relevancia.

Sin embargo, la realidad es que todo lo que hacemos y lo que dejamos de hacer tiene consecuencias, unas veces previsibles, otras insospechadas. Los efectos tienen un modo de manifestarse que guarda relación con la idea de que si una mariposa aletea en el desierto, ello puede desencadenar una tormenta en el otro lado del mundo. O con las infinitas ondas que se desencadenan cuando arrojamos una piedra en el agua.

Cada uno de nosotros guarda el recuerdo de una conversación, que marcó una diferencia en nuestras vidas. Alguien me dijo: Una mañana observé a mi padre entristecerse porque no tenía como regalarle a mi hermano un caballo, lo había visto acariciar el del vecino, a escondidas. Ese día entendí que ser padre tiene que ver con ofrecer a los hijos oportunidades para dar amor. No me había dado cuenta, pero actualmente para mí también es crucial descubrir los deseos más íntimos, los menos confesados, de mis hijos. No lo había notado pero así es. En ese momento entendí la esencia de ser padre.

Qué amoroso sería contarle a ese padre esta historia. Para que pueda recoger lo que sembró. Tal vez él no haya olvidado la tristeza de ese momento, pero probablemente ignora hasta qué punto ese episodio formó el corazón de su otro hijo.

Desde luego, también hay episodios que no abren caminos sino que más bien los cierran. Sucesos que haciendo olas conducen al dolor. Es posible, por ejemplo, un momento desafortunado de una madre que no acepta la caricia de la hija y le dice: gente melosa, gente amargosa, cambiando así el rumbo de la expresión afectiva de la niña. Y a partir de ese momento ella desconfíe de las caricias.

En estas experiencias, lo primero es salir del resentimiento y posteriormente hablar con el otro para generar olas de reconciliación. Reconozcamos que sanarnos del dolor nos permite descubrir nuestra fuerza y recursos interiores.

Sin embargo, si desarrollamos la costumbre de preguntar al otro cómo lo impacta lo que hacemos, si nos acostumbramos a reflexionar con el otro sobre el curso que toma su experiencia, después de nuestra interacción, tal vez no tengamos que esperar a que la ola se haya convertido en una tormenta, para darnos cuenta de lo que hicimos.

Reconocer cuáles son los efectos de nuestras acciones se constituye en un camino que nos conduce hacia la sabiduría. Quien no puede ver ni reconocer las puertas que abrió con su comportamiento no puede saber cuál es su sitio en la construcción del mundo en el que vive.

por María Antonieta Solórzano

 

 

Repost 0
Published by jjdiaz - en REFLEXIONES
Comenta este artículo
6 noviembre 2013 3 06 /11 /noviembre /2013 18:13

metafisica.jpgMETAFÍSICA ES FÍSICA PURA

El punto de vista científico de la realidad apoya la idea de que estamos compuestos por campos energéticos y va, de hecho, mucho más allá, hasta alcanzar reinos que justamente estamos empezando a experimentar, es decir, nos lleva a una visión holográfica del universo. En este universo todas las cosas están interconectadas.

LA FÍSICA NEWTONIANA

Se extendió al siglo XIX para describir un universo compuesto fundamentalmente por bloques denominados átomos, a su vez, estaban formados por objetos sólidos, un núcleo de neutrones y protones, con los electrones girando en torno a dicho núcleo en forma muy parecida al desplazamiento de la tierra alrededor del sol. Todavía no se conocían las interacciones energía-materia, como sucede cuando la radio interpreta música en respuesta a ondas invisibles.

La perspectiva Newtoniana resulta reconfortante para quienes prefieren considerar el mundo como algo sólido y en gran medida inmutable, con una serie de reglas bien definidas que regulan su funcionamiento. Gran parte de nuestras vidas se siguen rigiendo por la mecánica newtoniana.

Es fácil considerarnos a nosotros mismos como elementos mecánicos e ignorar la experiencia humana interna, más profunda.

LA TEORÍA DEL CAMPO

El descubrimiento e investigación de los fenómenos electromagnéticos condujeron al concepto del campo. Se define éste como la condición en el espacio que tiene potencialidad para producir una fuerza. Cada carga crea una “alteración” o una “condición” en el espacio circundante de manera que la otra carga, cuando está presente, siente una fuerza. Así nació la concepción de un universo lleno de campos que crean fuerzas mutuamente interactivas. Se contaba por fin con un marco científico con el que podía empezar a explicar nuestra capacidad para afectarnos mutuamente a distancia por medios que no sean la palabra o la vista.

Estamos empezando a admitir que nosotros mismos estamos formados por campos. Notamos la presencia de otras personas en una habitación sin oírlas ni verlas (interacción de campos); hablamos de buenas o malas vibraciones, de enviar energía a otros o de leer los pensamientos de terceros.

Ese “saber” se puede explicar por la presencia o ausencia de armonía en nuestras interacciones de campo. Este es el principio por el cual se logrará formar la “masa crítica”.

LA RELATIVIDAD

Albert Einstein, según su teoría de la relatividad, el espacio no es tridimensional y el tiempo tampoco es una entidad aparte, sino que ambos están íntimamente conectados y forman un continuo tetradimensional, el “espacio-tiempo”. Por tanto nunca podemos hablar de espacio sin tiempo, y viceversa. Además no existe flujo universal de tiempo, no es lineal ni absoluto. El tiempo es relativo.

Ello significa que dos observadores ordenarán los acontecimientos en el tiempo de forma distinta si se mueven con velocidades diferentes en relación con los acontecimientos observados. Por tanto, todas las mediciones que impliquen espacio y tiempo pierden su importancia absoluta. Tanto tiempo como espacio se convierten simplemente en elementos para describir los fenómenos.

Según la teoría de la relatividad de Einstein, en determinadas condiciones, dos observadores pueden, incluso, ver dos acontecimientos en tiempos inversos.

Todavía no hemos integrado esta parte de la relatividad de Einstein en nuestra vida, por ejemplo, cuando captamos una señal psíquica de un amigo que se haya en dificultades, comprobamos la hora y llamamos a dicha persona para ver si está bien. Cuando nos dice que no ha sucedido nada, llegamos a la conclusión de que la imaginación nos ha hecho una mala pasada e invalidamos nuestra experiencia. Esta es la filosofía Newtoniana.

Lo que vimos fue una experiencia real. Como el tiempo no es lineal, puede haber sucedido ya, o estaba ocurriendo en el momento en que lo vimos, o quizá se produzca en el futuro.

Pero el hecho de que no haya sucedido en el tiempo en el que tratamos de relacionarlo, no demuestra en modo alguno, que nuestro discernimiento sobre la posibilidad estuviera equivocado. Nuestro tiempo varía con los cambios de humor o con la experiencia por la que estemos pasando.

El continuo espacio-tiempo de Einstein indica que la aparente linealidad de los acontecimientos depende del observador. Casi todos estamos plenamente dispuestos a aceptar las vidas pasadas como vidas físicas literales que han sucedido en el pasado en un escenario físico como éste. Nuestras vidas pasadas pueden estar sucediendo ahora mismo en un continuo espacio-tiempo diferente. Muchos hemos experimentado vidas pasadas y sentimos sus efectos como si hiciera poco tiempo que han transcurrido.

Otra consecuencia importante de la relatividad de Einstein es la comprensión del hecho de que la materia y energía son intercambiables. La masa no es más que una masa de energía. La materia es simplemente energía que ha perdido velocidad o se ha cristalizado. Nuestros cuerpos son energía.

Los físicos comprendieron que la paradoja forma parte de la naturaleza intrínseca del mundo subatómico sobre el que se funda toda nuestra realidad física. Por ejemplo, se puede realizar un experimento que demuestre que la luz es una partícula, pero si se introduce en él un pequeño cambio se demostrará que la luz es una onda. De este modo pasamos a un universo basado en la dualidad de conceptos (Ley de la dualidad). Los físicos lo denominan complementariedad.

TEORÍA DE LOS QUANTOS

Max Planck descubrió que la energía de la radiación térmica (como la de un radiador casero) no es de emisión continua, sino que se presenta en forma de discretos “paquetes de energía” denominados quanta. Einstein postuló que todas las formas de radiación electromagnética aparecen no sólo en forma de ondas sino también como cuantos. Estos cuantos luminosos o paquetes de energía, han sido aceptados como auténticas partículas. Llegados a este punto, una partícula, que es la definición más afín a la de una “cosa” ¡es un paquete de energía!

La búsqueda de los bloques fundamentales de la materia hubo de ser abandonada cuando los físicos encontraron un gran número de partículas elementales que apenas podían calificarse como cuerpos materiales. Han descubierto que la materia es totalmente mutable y que a nivel subatómico no hay certidumbre de que la materia exista en lugares definidos, sino que más bien muestra cierta “tendencia” a existir.

Todas las partículas se pueden transmutar en otras. Se pueden crear a partir de la energía y convertirse en otras partículas.

MÁS ALLÁ DEL DUALISMO: EL HOLOGRAMA

Los físicos han descubierto que las partículas pueden ser simultáneamente ondas, ya que no son ondas físicas reales, como las del sonido o el agua, sino más bien fenómenos ondulatorios de probabilidad. Las ondas de probabilidad no representan las probabilidades de las cosas, sino más bien probabilidades de interconexión. No existe lo que llamamos cosa”. Lo que solíamos llamar “cosas” son en realidad “sucesos” o procesos que podrían convertirse es sucesos.

Nuestro viejo mundo de objetos sólidos y leyes deterministas se han disuelto ya en un mundo de pautas de interconexiones ondulantes. El universo entero se nos presenta como una trama de pautas energéticas inseparables. Así, definimos el universo como un todo dinámico que incluye siempre de forma esencial al observador. Por lo tanto no somos partes separadas de un todo, somos un todo.

David Bohm ha escrito acerca de un “orden plegado implícito” que existe en estado no-manifiesto y que constituye la base sobre la que descansa toda realidad manifiesta. A esta última la denomina el “orden desplegado explícito”. “Se considera que las partes presentan una conexión inmediata, en la que sus relaciones dinámicas dependen irreductiblemente del estado de todo el sistema... Así, somos conducidos a una nueva noción de integridad no fragmentada que niega la idea clásica de la analizabilidad del mundo en partes existentes de forma separada e independiente”.

El doctor Bohm afirma que el punto holográfico del universo es el trampolín que facilita la comprensión de los órdenes plegado implícito y desplegado explícito.

El concepto de holograma especifica que cada pieza es una representación exacta del todo y se puede utilizar para reconstruir el holograma completo.

En 1971, Dennis Gabor recibió el premio Nobel por la formación del primer holograma. Era una fotografía captada sin objetivo en la que se registró un campo de luz dispersa por un objeto, en forma de pauta de interferencia sobre una placa.

Cuando se sitúa el holograma o registro fotográfico en un haz de láser o de luz coherente, la pauta de onda original se regenera para formar una imagen tridimensional. Cada pieza del holograma es una representación exacta del todo y reconstruirá la imagen completa.

La estructura profunda del cerebro es esencialmente holográfica. Las estructuras cerebrales ven, oyen, gusta, huelen y tocan holográficamente. Seguidamente, la información es distribuida por todo el sistema de manera que cada fragmento puede producir el informe completo. El cerebro emplea un proceso holográfico para extractar información de un campo holográfico que trasciende el tiempo y el espacio.

Los parapsicólogos han investigado las energías susceptibles de generar telepatía, psicocinesis y curación. Desde el punto de vista de un universo holográfico, estos efectos surgen de frecuencias que trascienden el tiempo y el espacio; no tienen que ser transmitidas. Son potencialmente simultaneas y están en todas partes.

Desde el marco holográfico de la realidad, cada parte del aura no sólo representa el todo sino que además lo contiene. No somos una simple pauta de dicha pauta, somos la pauta. Ella es nosotros y nosotros somos ella; sólo que ahora es preciso abandonar el término “ella” y sustituirlo por algún otro más apropiado, para derribar el bloqueo que experimentamos en nuestro cerebro cuando tratamos de comunicarnos. Los científicos han utilizado términos como “probabilidades de interconexión” o “trama dinámica de pautas energéticas inseparables”.

Toda experiencia está interconectada. Por tanto, si tomamos conciencia de ello y acogemos esa interconectividad en nuestros procesos cognitivos, podemos ser concientes de todos los acontecimientos con independencia del tiempo. Pero tan pronto como decimos “nosotros”, hemos vuelto a caer en el dualismo.

Es difícil experimentar esta interconectividad cuando nuestra experiencia más importante de la vida es dualista. La conciencia holística (supra-conciencia) estará fuera del tiempo lineal y del espacio tridimensional y, por tanto no será reconocida fácilmente. Hemos de practicar la experiencia holística para ser capaces de reconocerla. La meditación es una forma de trascender los límites de la mente lineal y permite que la interconectividad se convierta en una realidad experimental.

CONECTABILIDAD SUPERLUMINAL

En 1964, el físico J. S. Bell dio a conocer una prueba matemática denominada teorema de Bell. El teorema apoya matemáticamente le concepto de que las “partículas” están conectadas según principios que trascienden el tiempo y el espacio. De manera que cualquier cosa que le suceda a una partícula afecta a las demás. Este efecto es inmediato y no necesita tiempo para transmitirse.

Según el teorema de Bell, los efectos pueden ser superluminales, es decir, más rápidos que la velocidad de la luz. Estamos tratando de dar un paso hacia adelante respecto a la dualidad onda / partícula.

Si los físicos aprenden la forma en que actúa esta conectabilidad instantánea, cabe pensar que aprenderíamos a captar concientemente nuestras conexiones instantáneas con el mundo y entre nosotros.

La conexión instantánea podría aportarnos la capacidad de leer el pensamiento de los demás cada vez que lo deseáramos. Podríamos saber qué nos pasa a cada uno y tratar de entendernos más profundamente. Además podríamos ver con mayor claridad cómo y en qué medida afectan al mundo, mucho más de lo que habíamos pensado antes, nuestros pensamientos, sentimientos (campos energéticos) y acciones.

CAMPOS MORFOGENÉTICOS

Rupert Sheldrake afirma que todos los sistemas están regulados no sólo por los factores energéticos y materiales conocidos, sino también por campos invisibles de organización. Estos campos generan elementos causativos, toda vez que sirven de patrones para la forma y el comportamiento. Carecen de energía, en el sentido normal del término porque su efecto va más allá de las barreras del tiempo y espacio que normalmente se aplican a la energía. Es decir, su efecto tiene una misma fuerza a larga y a corta distancia.

Según esta hipótesis, cuando un miembro de determinada especie aprende algún comportamiento nuevo, se cambia el campo causativo de dicha especie. Si repite el comportamiento durante el tiempo suficiente, su “resonancia mórfica” afecta a toda la especie. Sheldrake denominó a esta matriz invisible “campo morfogenético”. La acción de este campo implica “acción a distancia”, tanto en espacio como en tiempo.

Los cambios morfogenéticos se pueden propagar a través del espacio y el tiempo y los acontecimientos pasados pueden influir sobre otros sucesos en cualquier otro lugar. Ese mismo efecto es aplicable a la física cuántica.

El experimento de Einstein-Podolsky- Rosen, demostró la posibilidad de conexiones no locales, es decir, sutiles conexiones de partículas distantes. En consecuencia, la integración del sistema sería tal que no se podría atribuir el campo formativo exclusivamente a una partícula sino al total. Así, algo que les suceda a partículas distantes, puede afectar al campo formativo de otras.

La “noción” de las leyes intemporales que regulan el universo, no parece sostenerse, porque el tiempo en sí mismo es parte de la necesidad que desarrolló.

Por tanto, el proceso creativo que provoca el nuevo pensamiento, a través del cual se realizan nuevas entidades globales, es similar, en ese sentido, a la realidad creativa que da lugar a los nuevos entes totales en el proceso evolucionista. Se podría considerar que el proceso creativo es un desarrollo sucesivo de totalidades más complejas y en mayor nivel, a través de cosas previamente separadas que se conectan entre sí.

REALIDAD MULTIDIMENSIONAL

Jack Sarfatti sugiere que la forma en la que puede existir la interconectividad superluminal se relaciona con un plano más elevado de la realidad. Sugiere que las “cosas” están más conectadas, o los acontecimientos más correlacionados” en un plano de realidad situado por encima del nuestro y que las “cosas” de dicho plano se encuentran conectadas a través de otro plano todavía más alto. Así, al llegar a un nivel superior, podremos entender la instantaneidad con la que opera la conectividad.

CONCLUSIÓN

Los físicos dicen que no existen entidades esenciales que constituyen la materia, pues el universo es un todo inseparable, una vasta trama de posibilidades que se entretejen. El universo manifiesto surge del todo.

En tanto que somos partes inseparables de ese todo podemos entrar en un estado holístico de ser, convertirnos en un todo y penetrar en los niveles creativos del universo para curar instantáneamente a cualquiera, en cualquier sitio.

Una vez que nos hayamos asociados con los campos energéticos, la conciencia superior se relacionará con una frecuencia más elevada y con un mayor grado de coherencia.

Nuestros cuerpos más elevados (frecuencias aurales más altas) son de un orden superior y están más conectados con los cuerpos superiores de otros que nuestros cuerpos físicos.

A medida que progresa nuestra conciencia hacia frecuencias y cuerpos más elevados, nos vamos conectando cada vez más, hasta que llega el momento en que somos uno con el universo.

La experiencia meditativa puede ser definitiva, por tanto, como la elevación de nuestra conciencia a una frecuencia más alta de manera que pueda entonces experimentar la realidad de nuestros cuerpos más elevados, de nuestra conciencia más alta y de los mundos más altos en los que existimos.

Conforme vayan avanzando los descubrimientos, sobre todo los relacionados con la física cuántica y la astronomía, entre otras, caeremos en la cuenta de que todas las leyes cósmicas, leyes herméticas, el manejo de las energías, la curación cuántica, la transformación del cuerpo físico en cuerpo de arco iris, la tan esperada masa crítica, la ascensión del planeta etc. tendrán sólidos fundamentos científicos, y aquellos que ahora se refieren a nuestras creencias como “la Utopía de la Nueva Era”, abrirán su conciencia facilitando y acelerando nuestro trabajo de LUZ.

CONCEPCION CUANTICA DEL SER HUMANO Grupo Vittalys

Para entender como el ser humano se inserta e interrelaciona con la vida y la naturaleza vamos a utilizar ciertos principios o leyes de la teoría de campos cuánticos relativistas.

Según la moderna física cuántica las diferentes estructuras materiales son formas de energía. Esto quedó ampliamente probado por el físico Albert Einstein cuando postulo su famosa y conocida ecuación: E = mc2, dónde E es la energía de un sistema (materia) la cual tiene una masa (m) y (c) es la velocidad de la luz. Esta ecuación un tanto compleja para quienes no poseen conocimientos en física cuántica, establece que la masa (materia) y la energía son expresiones duales de la misma sustancia universal.

Este “campo de energía” es la fuente original de la que todos estamos compuestos. Es la base de toda la existencia y vida. El calor del sol, la gasolina, la electricidad, la energía que mantiene a los sistemas vivientes, son formas diferentes de este “campo de energía”.

Se entiende este “campo”, como el movimiento continuo de partículas subatómicas (fotones, quark), los cuales se interrelacionan entre sí constantemente creando y destruyendo materia (dualidad onda / partícula), siendo la base de la existencia material.

Como dijo el premio Nobel Carlo Rubia, “Las partículas materiales son una minoría”; existen casi mil millones de veces más cuantos interactivos (en especial fotones, es decir energía) que partículas con masa (nucleones, es decir, materia sólida).

Dada nuestra capacidad de percepción solo podemos ver una pequeña parte de la realidad total (espectro de la luz visible), es decir, una mil millonésima parte de la existencia total.

Atendiendo a esto, podemos establecer que todos los procesos materiales están regulados por procesos energéticos. Somos, principalmente, un cuerpo de energía que tiene un aspecto físico.

El ser humano esta inserto en una realidad que es una totalidad. La totalidad del mundo y todo lo que existe está completamente interrelacionado, hablar de individuos aislados o separados es una distorsión de la realidad, como lo expresó el físico cuántico David Bohm. Este llamado “campo de energía” es el que sostiene la enorme y compleja interacción entre todo lo que existe. La vida se expresa y se manifiesta como el fluir permanente de energías, mantenido por la tensión constante entre dos polos.

El cuerpo humano es un sistema abierto, es decir, necesita mantener un adecuado y continuo intercambio de energías con su medio, para mantener sus mecanismos reguladores y por lo tanto su salud.

 

Por:  Barbara ann brennan

Repost 0
Published by jjdiaz - en CIENCIA
Comenta este artículo
17 octubre 2013 4 17 /10 /octubre /2013 17:38

1-DIOS.jpgDIOS NO ES UN MISTERIO

Este trabajo no busca convencer a nadie; solo exponer. Quien esto escribe fue ateo durante años hasta que encontró a Dios. No se llega a descubrirlo por el método científico, ni por la razón lógica. Ni uno ni otro sirven para afirmar o negar a Dios. Es como si con un método de escritura convencional quisiéramos interpretar una partitura de Mozart. Dios no es el dios que nos contaron de niños: un ser misterioso y lejano que dicen que nos ama pero no duda de enviarnos al infierno para siempre si nos descuidamos. Ni el dios de las iglesias ni el dios del que reniegan los ateos. ¿Entonces?...

Dios-energía: el Dios Impersonal o Espíritu Santo

Igual que sucede con el átomo, cuyo núcleo es energía, ocurre en los seres humanos, donde la energía vital se halla en el interior del alma y de ahí irradia y alimenta a todo cada órgano y a cada célula. Algunos llamamos Dios a esa única energía universal -la vida- que nutre el universo visible tanto como el invisible y lo mantiene en un constante movimiento con la creación de nuevas formas y desaparición de otras en una aspiración y expiración cósmica eternas, donde Dios toma energía y la devuelve multiplicada incesantemente. Este es el Dios impersonal, nuestra energía-vida de cada día.

Ocurre con las células de nuestro cuerpo lo mismo que con las células de cualquier planta o animal, y la fuerza que opera es la misma en todos los casos, esa energía universal genialmente constructora , modificadora y organizadora a la que algunos llamamos Dios, Alá, etc. Él opera en nosotros tanto como a través de nosotros, según lo que hagamos en nuestro mundo de pensamientos, sentimientos, palabras y acciones con esa energía que se nos regala cada día y que cada uno utilizamos pensando, sintiendo, hablando y actuando con ella y a través de ella.

Tal idea de Dios como energía no tiene nada que ver con el dios de las iglesias, esa espantadora amenaza de las biblias contra la que se rebela la inteligencia y la nobleza del corazón. Estas ideas sobre un dios vengador, castigador, externo y lejano, y otras semejantes igualmente inadmisibles y falsas enseñadas por teólogos católicos y protestantes han conducido al ateísmo a más de uno que llegaron a identificar a Dios con el dios de la institución Iglesia o de otras religiones de templos.

Dios Creador: El Dios personal

En sus manifestaciones proféticas, Dios nos enseña su otro aspecto: Su aspecto como Creador. Como Creador, ha hecho el Cielo y esta Tierra. Todo procede de Su fuente de energía impersonal, conocida como Espíritu Santo, y para ello se dio forma a sí mismo como Padre y Creador, y creó los Cielos, los soles y planetas espirituales, los reinos de la naturaleza espirituales y todos los seres puros que pueblan los reinos celestiales. El mismo Dios impersonal se da forma para crear formas con Su energía impersonal y ser reconocible no sólo en lo creado sino por Sus criaturas, y entre ellas nosotros, que fuimos antaño puros aunque muchos optáramos por rebelarnos y negar a Dios en ese acto que se conoce como Caída.

El peligroso dios de los teólogos

Algunos han querido conocer a Dios con la mente intelectual, como cuando se estudia filosofía o matemáticas. Cuando intentamos conocer a Dios con la mente- como hacen los teólogos y los racionalistas- se descubre que es un camino equivocado. Dios no es un conocimiento intelectual,

no es una adquisición intelectual acerca de la que se puede discutir: es una experiencia interna a la que se accede cuando se cumplen Sus leyes. Y en cuanto se llega a tener esa experiencia interna -como se tienen en nuestra vida otras que tampoco se acomodan a las explicaciones racionales sin por ello ser cuestionadas- es posible desde esa experiencia interna comprender la relación que existe entre el mundo social, el cosmos material, los reinos de la naturaleza y la propia vida, pues la vida, Dios, es el nexo, y a través de ese nexo es posible acercarnos a comprender la Vida como totalidad, y nuestro propio papel en la totalidad. Imaginemos que una célula corporal tomara conciencia de pertenecer a un órgano determinado y alcanzase a sentirse parte de de ese órgano, y ,a través de él, del resto del organismo al que pertenece. Esa experiencia interna llevó a la célula individual a percibir la totalidad del organismo y con ello el sentido último de su función, el por qué de su existencia en relación a la totalidad orgánica.

También nuestras emociones son una experiencia interna, algo situado más allá de lo intelectual, ligado profundamente a nuestro mundo íntimo, ese mundo que se resiste a ser explicado con la lógica del lenguaje, que no es más que un código limitado de comunicación. Al fin y al acabo las palabras sólo son símbolos y convención y lo que importa es lo que encierran en su interior: el mundo de pensamientos, sensaciones y sentimientos que forman el núcleo duro donde reside el verdadero valor y la fuerza verdadera de cada palabra. Aprender a mirar los contenidos que tienen las palabras, lo que hay tras ellas, es un aprendizaje necesario para comprender los mensajes que recibimos.

Los mensajes de Dios que vienen transmitiendo durante siglos las castas sacerdotales y las Iglesias no resultan nada tranquilizadores :nos traen la imagen de un Dios externo, de un juez severo, partidista, de misteriosos propósitos y caprichosa voluntad, enfadado con los seres humanos y sus pecados, y al que conviene aplacar mediante ritos y ceremonias o mediante diversos modos de auto castigo físico y mental. Cilicios, promesas que implican dolor físico, autoflagelaciones con latiguillos, y otros modos de auto tortura física o psicológica vienen a mostrar el fanatismo y la ignorancia sobre Dios que las Iglesias, el islamismo y otras corrientes que se pretenden intérpretes de la Divinidad quieren hacer pasar por religión. Pero Dios no tiene nada que ver con eso: Dios es una experiencia interna de paz, armonía, amor, fuerza, salud y alegría. Esta no es nunca una experiencia dolorosa, algo que se hace castigando al cuerpo, sino por medio de prácticas como la meditación, la oración del corazón, el trabajo consciente y el perseverar en la auto superación para llevar una vida conforme a Sus Mandamientos, tan bien conocidos por la humanidad y por todas sus religiones como poco practicados por sus máximos representantes.

El Misterio de la Trinidad no es ningún misterio. Y menos un dogma.

Retomando y resumiendo:

Por medio de algunos profetas se ha ido revelando a los humanos que existe ese Dios Impersonal del que hablamos, la Energía Primaria Universal, el Dios Cósmico que penetra como fuerza y vida todo cuanto existe. Es la energía vital, la vida misma: Es el Espíritu Santo. Y cuando este Dios impersonal y todopoderoso se da forma a Sí mismo, se manifiesta y lo hace como Creador. Es Dios Padre. Es el mismo Dios que ahora actúa para crear universos, mundos, seres, hijos espirituales.

El primer hijo visualizado por Dios para ser creado fue Cristo. Con el Espíritu Santo y el Padre forma la Trinidad. El Padre es Dios, el Espíritu Santo es Dios en su aspecto impersonal como energía, pero el Hijo, Cristo, no es Dios: es el Corregente de los Cielos y nuestro Redentor. El encarnaría en Jesús de Nazaret para darnos a conocer nuestro origen divino y mostrarnos el camino de regreso a nuestro perdido hogar eterno tras la rebelión de una parte de los seres espirituales conocida como Caída. Esta inició un proceso de degración de nuestra alma que sólo pudo ser detenido por la fuerza redentora de Cristo que desde la cruz nos hizo llegar a cada uno de nosotros una parte de Su propia fuerza -de Su herencia espiritual- para frenar esa degradación y prestarnos una energía suplementaria-la suya- para cumplir los Mandamientos, purificarnos y regresar a nuestro verdadero hogar: los Cielos puros.

"Nadie llega al Padre sino por Mí", nos dice Cristo. Así que tenemos un poderoso aliado, pero sabedor de lo difícil que es alcanzar la suficiente perfección en una sola existencia – siempre tan corta-en la Tierra, nos mostró que existía la Reencarnación. Esta idea, muy extendida en su tiempo y todavía presente en las religiones y filosofías orientales como el hinduismo y budismo, no tiene nada que ver con encarnar en un cuerpo de un animal o apoderarse astutamente del cuerpo de alguien para poder vivir en este mundo. Somos nosotros mismos , nuestra alma, la que nace una y otra vez en la familia adecuada y en el cuerpo que nos corresponde genéticamente -pues traemos al nuevo cuerpo nuestra propia configuración genética conservada en la memoria de nuestra alma - para poder enmendar errores pasados y seguir aprendiendo.

La reencarnación es un regalo de Dios, una oportunidad, y una forma de manifestarnos Su amor infinito. La Iglesia ha negado enseñanzas de Cristo tan fundamentales como esta, lo mismo que convirtió en dogma la Trinidad, y se inventó otras, con lo que hace casi dos milenios que dejó de ser cristiana para convertirse en católica y pagana. Sin embargo el mayor falsificador de biblias, el obispo Jerónimo, tuvo la decencia o la contradicción de dejar el Sermón de la Montaña de Jesús que constituye el núcleo del cristianismo que la Iglesia considera utópico y no practica, pero que constituye la guía de todo seguidor de Cristo. No hace falta mucho más. Ni siquiera la Iglesia, por supuesto. Aquí puede decirse que la Iglesia. todas las iglesias que se autoproclaman cristianas, con todo ese aparato jerárquico, dogmático, ritual y todos sus templos no son más que obstáculos que interponen los enemigos de Dios disfrazados de clérigos para evitar que sea conocido y ellos desenmascarados.

 

Por Patrocinio Navarro

Repost 0
Published by jjdiaz - en REFLEXIONES
Comenta este artículo
29 septiembre 2013 7 29 /09 /septiembre /2013 21:42

LA-FUENTE-U.jpgNadie te da nada, tú eres la fuente.
Vas a recibir lo que des.
Das quien estás siendo, pues esto te estás dando.

Lo que estás dando, es lo que estás siendo.
Lo que estás recibiendo, es lo que estás siendo.
Lo que estás siendo en relación a otros, es lo que estás experimentando.

A quién te estás dando?
A quién estás recibiendo?
A quién estás experimentando?

El estado del ser que elijas experimentar en relación a otros será la causa de lo que TÚ MISMO experimentes. El ser que decidas manifestar, será lo que la vida te dará. El ser elegido es el pedido y tu experiencia es la respuesta del universo a tu pedido.

Nadie puede ingresar en tu mundo interior. Lo que seas en relación a los otros serán contigo. Es el ser que experimentarás.

La ilusión te hace creer que te relacionas con otros, pero eso no es posible. En todo momento te relacionas contigo mismo en presencia de otros.

A quién te estás dando en presencia del otro?
A quién estás recibiendo en presencia del otro?
A quién estás experimentando en presencia del otro?

La vida siempre te dará lo que decidas ser. No importa con quienes te relaciones, tuya será la experiencia.

En todo momento estás eligiendo y decidiendo, manifestar, crear y experimentar algún aspecto de tu ser. Y son tus aparentes relaciones con los demás, las que te permiten conocerte a ti mismo, en tu propia experiencia.

Sólo existe una relación, es la relación contigo mismo. Los otros y los acontecimientos, son ángeles y milagros, convocados por ti mismo en tu camino de realización, en tu sendero hacia tu ser real.

Siempre se te dió lo que has pedido y en todo momento pediste al aspecto de tu ser que decidiste manifestar.

Al final del camino, cuando finalice este capítulo del libro de tu vida, nuevamente serás conciente de la inocencia absoluta de quienes te acompañaron, y verás que ellos te permitieron cumplir con tu anhelo jamás imaginado: La posibilidad de experimentar tus aspectos más elevados.

Verás que ellos cumplieron con todos los pactos acordados, que te llevaron muchas veces a experimentar tus aspectos más bajos y así hacer físicamente posible que te manifiestes concientemente.

La gran justicia te será revelada, cuando seas capaz de ver que nadie jamás te dañó, y que todos los daños recibidos fueron por ti imaginados, creados y experimentados.

Similarmente y ante tu sorpresa, también sabrás que aquellos dolores y sufrimientos con los que tú creías dañar a otros, fueron también fruto de tu propia imaginación.

Porque lo que es para ti, es exactamente igual para tus hermanos.

Todo dolor y sufrimiento padecido, fueron por ellos imaginados, creados y experimentados.

Y sabrás que todo el daño, sólo puede ser auto-infligido. Y también sabrás que el amor que escatimaste, a ti mismo te lo quitaste.

Aún el miedo más intenso, el dolor más profundo, la traición más artera, la ofensa menos esperada, la agresión más hiriente, en fin, el infierno más temido, fueron todas magníficas expresiones por ti elegidas.

Aún cuando tú siempre en estos casos hayas elegido experimentar otro aspecto de tu ser, la creencia es que fueron "otros", los "verdaderos" causantes de tanta injusticia y sufrimiento en tu propio interior. No amigo mío, nunca han existido ni existirán injusticias en el plan perfecto de la vida. Pero sí es posible que las hayas imaginado cuando has caído en la ilusión y el espejismo de los planos inferiores de conciencia.

Al final del camino te verás como lo que siempre fuiste y serás: el creador absoluto y libre de todas tus experiencias.

Y cuando veas tu vida, a la luz de esta conciencia más elevada, sentirás una compasión enorme por ti mismo y desearás haber evitado tanto dolor y sufrimiento. Entonces pedirás, suplicarás, implorarás, una nueva oportunidad.

Tú también me pediste que cuando te olvidaras de todo esto, y el olvido fuera parte de tu propio plan, en algún momento te enviara algo que te ayudara a recordar. Bueno hijo mío, en este acto estoy cumpliendo con mi parte.

Ahora, si tú lo dispones, tienes una nueva oportunidad de recordar y utilizar la vida física, para conocerte a ti mismo en tus aspectos más elevados. Así como lo soñaste antes de volver.

Como siempre, el acuerdo sigue siendo el mismo: Tu pides y Yo concedo, exactamente lo que tú pides.

Qué me pedirás el próximo momento? y en el siguiente? y en el siguiente?

No te preocupes por mi parte, simplemente sé conciente de la tuya, y cuando te sientas nuevamente perdido recurre a mí, que te contestaré aún antes de que me llames.

Siempre viajo contigo, aunque no siempre lo notes. No es posible que estés solo, pero sí es posible que creas que lo estás.

Querrás volver con tu nueva conciencia expandida a vivir nuevamente en el plano de la vida manifestada, para poner en acción tu gran recuerdo, volver para experimentar en relación a otros tu amor más pleno, incondicional e intenso que seas capaz de imaginar.

Sabrás que el amor es y será tu verdadera esencia, y no pararás hasta experimentarlo y sentirlo. De pronto serás conciente que todas las experiencias pasadas sí tuvieron un sentido muy amoroso, el de ayudarte a recordar a través de las experiencias físicas de muchos otros aspectos de tu ser, y que la opción más elevada y verdadera es el AMOR.

Así abrazarás todo lo que hayas experimentado, el miedo más intenso, el dolor más profundo, la traición más artera, la agresión más hiriente, en fin, el infierno más temido.

Y tu pedido, como siempre, te será concedido. Se te dará la oportunidad tan ansiada. Y es por eso hijo mío, que te encuentras nuevamente, en este tiempo, en este lugar, en este cuerpo, rodeado de estos seres.

Tuyo fue el diseño completo de tu vuelta, así como lo pediste, así te fue dado.

Por ahora me despido, aunque eso no es posible, porque sólo se despiden los que se separan, y eso no es un estado en el que podemos estar tú y yo.

Con AMOR,
Tu YO SOY

 anónimo

Repost 0
Published by jjdiaz - en REFLEXIONES
Comenta este artículo
17 septiembre 2013 2 17 /09 /septiembre /2013 19:45

Mundo Espiritual, Mundo Material

mundo-espiritual.jpgEn este camino, que mucho falta por aprender y recorrer, he observado que los ricos en el mundo espiritual carecen de muchas cosas en el mundo material y los ricos en el mundo material carecen de mucho en el mundo espiritual. Esto nace de una idea fundamentada en la dualidad. La dualidad o la separación, tradicionalmente nos ha indicado que no se puede tener todo o que al tener algo por exclusividad pierdes lo otro.

En este caso si tienes dinero serás pobre espiritualmente y si eres rico espiritualmente carecerás de riqueza material.

El universo es la abundancia y en la abundancia todo es posible. Todo lo que nos podemos imaginar lo podemos crear o manifestar. El universo ve esto y lo otro, no esto o lo otro.

Tradicionalmente hemos pensado que el camino de la espiritualidad requiere de tanta devoción, tiempo y distracciones de las actividades cotidianas, que lograr la bundancia económica parecía imposible. Hay un dicho curioso que dice que “los santos no tienen hijos.” Al mismo tiempo hemos asumido que la abundancia económica nace de a explotación de seres humanos y de recursos limitados y entonces no era digno para el aspirante espiritual lograr abundancia económica.

La abundancia tanto espiritual como la económica emanan del servicio. El servicio y la generosidad son las claves de todo en la vida. El servicio y la generosidad son las claves del matrimonio, de la relación con nuestro creador, de la salud, la abiduría, la vida y la riqueza en todos los sentidos. Sencillamente, una de las leyes más importantes del universo es que recibiremos o que damos. Si damos con miseria recibiremos con miseria y si damos con generosidad recibiremos con generosidad.

Menciona Mahatma Gandhi en su interpretación de Bhagavad Gita, uno de los documentos fundamentales del Hinduismo, que “El (Krishna) no ha creado una eparación entre la salvación y el logro de cosas materiales. En lo contrario, nos dice que a religión debe guiar nuestras vidas materiales.”

Yo comprendo todo esto como una indicación que la separación entre el mundo material y el mundo espiritual es en parte una ilusión y una extensión de la percepción tan imitada del ser humano. Nuestra alma y su desarrollo están íntimamente atados a la encarnación física de nuestra alma. Sin ponernos muy filosóficos, todo esto significa, según mi muy humilde interpretación, que para logar la maestría en la vida hay que caminar en los dos mundos comprendiendo que los dos en esencia son uno mismo.

Históricamente las tendencias divinas eran ascendentes o descendentes. O sea que todo se trata del camino hacia el cielo o la ascensión en el mundo espiritual. O la conexión con la tierra, lo material y la madre naturaleza. Enfocarse en el desarrollo del espíritu o en el del cuerpo. De nuevo, una o la otra. De cualquier manera estamos pensando y creyendo que uno excluye al otro.

Cuando decimos la oración del Padre Nuestro decimos, “que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo.” Verbalmente expresamos una separación entre los dos mundos pero al mismo tiempo reconocemos que Él y su voluntad se manifiesten en los dos mundos que en esencia los hace uno solo. Los seres humanos vemos separación y dualidad cuando Él ve sólo Unión. Nosotros vemos dos cuando Él ve sólo uno. Nosotros complicamos todo por nuestra pobre percepción cuando Él, que todo lo creó, observa una sola creación. Esta separación entre el mundo espiritual y el mundo material puede nacer da la percepción limitada del ser humano y dejar de existir cuando consideramos la capacidad ilimitada y la Unión que emana de un Ser como Dios.

Yo creo firmemente que Dios quiere que vivamos en abundancia en todos los sentidos de la palabra. Yo creo que Él no reconoce las limitaciones. Yo creo que Él en su corazón nos da todo. Nuestros sentidos y temores, muy pobres guías en este laberinto de la vida, nos han creado una ilusión de separación en la cual nos sentimos tan lejos y separados de Él que no podemos aceptar la riqueza que Él nos ofrece.

Si quieres ganar dinero y ser tremendamente feliz piensa en un servicio que la gente necesita, contempla tus talentos y habilidades y considera lo que te encanta hacer. Lo que te encanta hacer debe ser una extensión natural de lo que ya eres. En pocas palabras lo que te encanta hacer es la manifestación física o la creación física de tus creencias, convicciones y tu esencia. Fuimos creados a su imagen y semejanza. Dios es creador y como una extensión de Él cada uno de nosotros somos creadores. Si dejamos de crear, dejamos de vivir y es ahí donde comienza nuestro fin.

El éxito material será sólo una manifestación física de lo que tienes por dentro. Si nos cuesta mucho trabajo crear es solamente porque fuimos programados a dudar en nuestra capacidad y divinidad. Como tal le tememos al fracaso que sería la confirmación que somos irrelevantes. Dice el Bhagavad Gita, uno de los escritos más profundos y sabios de la humanidad, que el único pecado se comete al dejar de tomar acción. El universo es un continuo movimiento, al dejar de moverte te separas de él (el universo) y de Él (nuestro creador).

La combinación de tu inspiración, tu esencia, tu capacidad como creador, tus talentos y tu impulso natural te llevarán a crear un negocio extremadamente exitoso y al mismo tiempo aterrizar tus conocimientos, conquistar tus temores y realizar tu divinidad. La humildad y el servicio son la unión entre el mundo material y el mundo espiritual.

“Para lograr realizarte necesitas tomar acción.” Gandhi

“Dignos de lástima son los que creen que el fruto es el motivo.” Bhagavad Gita

Yoga es el conocimiento en acción o la práctica. Hay un dicho muy sabio que dice que si estás en un río con corrientes muy fuertes es mejor agarrarte de una onza de práctica que de una tonelada de conocimiento. La clave de la vida y el avance de nuestra alma no se basan en el conocimiento sino en la aplicación de ese conocimiento.

“La Verdad más elevada y nuestra razón de ser coinciden en la eficacia.” Gandhi

“Los tres caminos a la iluminación son la acción, el conocimiento y la devoción. El Bhagavad Gita no distingue entre los tres ni nombra a un camino como superior a otro.” Gandhi

“Dios es un gran economista.” Gandhi

por Dimitar

 

 

Repost 0
Published by jjdiaz - en REFLEXIONES
Comenta este artículo
1 agosto 2013 4 01 /08 /agosto /2013 22:25

 

CONCIENCIA CELULARCONCIENCIA

Nuestro cuerpo es una máquina perfecta a las órdenes de nuestra voluntad. Como un ordenador que contiene una serie de documentos y programas, así nuestra biología responde a nuestra intencionalidad.

Somos mucho más que un cuerpo denso. Éste contiene la esencia de nuestra espiritualidad, encontrándose en cada rincón y en cada célula de nuestro organismo. Todo lo que vivimos, experimentamos, pensamos y sentimos queda almacenado en nuestra conciencia, pero ésta no se encuentra en nuestra mente, sino en cada una de nuestras células, como si todo lo que “entrara” en nosotros, se archivase una copia en cada célula, porque cada una de ella alberga una conciencia, la que habita en nosotros en  nuestra mente, como si de ella reprodujera una copia y la enviara a cada parte de nuestra esencia biológica más pequeña, ¡Nuestras células contienen una conciencia según somos, mostrando, si pudiésemos analizarlo, al verdadero ser que estamos manifestando a cada instante! Esta conciencia puede modificarse, y en el fondo así es, según nosotros vamos evolucionando.

 Lo que atraemos en nuestra vida está en consonancia al grado de conciencia que tenemos. La visión del mundo que tenemos nos lleva a identificarnos con un tipo de energía u otro, hecho que hace entrar en acción la ley de atracción: “aquello en lo que crees y manifiestas, atraes a tu vida.”

Muchas veces no entendemos porque la vida nos da o quita tal situación y otra. La ley de Atracción. Hay una ley universal conforme energías iguales se atraen, pues bien, las energías que vibran igual o parecido sintonizan entre sí y se atraen.

 Todo nuestro cuerpo a través de las irradiaciones energéticas de nuestras células emitidas por el nivel de conciencia que habita en sus interiores emanan a nuestro entorno un tipo de vibración y ésta atrae y absorbe más de lo mismo. Preocupación atrae preocupación, así como desconfianza, recelo, escasez y todo desequilibrio por una falta de amor, más de lo mismo; pero también la alegría, la auto estima, la confianza, la paz y serenidad, así como prosperidad, también atrae más de este tipo de energía. Recordad: energías iguales se atraen.

Gran parte de la humanidad todavía ve al ser humano como un individuo de forma, denso y limitado. Ignoran la verdadera esencia que habita en él: su divinidad. Nuestro cuerpo, soporte para ayudar a evolucionar a nuestra alma es una con ella. No hay diferencia entre la materia que nuestros ojos ven y la energía espiritual de nuestro ser.

 Todo es energía. Toda materia es energía y el soporte energético de nuestra materialización, realización y perfecta salud se encuentra en cada una de nuestras células. Ellas contienen la chispa de nuestra divinidad, una conciencia que abre las puertas de nuestra plenitud o absoluta limitación. Nuestros pensamientos, palabras y actitudes ante la vida son las órdenes que activan el grado de conciencia de nuestras células. El pensar y decir constantemente: “yo no puedo porque ya soy viejo” da las órdenes de limitación, dolor e impotencia a nuestro cuerpo para que no pueda hacer ciertas cosas ante la vida que sí puede hacer para continuar su camino de Ascensión. El ser positivo, tener fe y confianza da las órdenes a cada una de nuestras células de”¡Adelante, lo conseguiremos!”, y nuestras células actúan a nuestro favor para que así sea. “El envejecimiento es fruto de nuestras limitaciones adquiridas en un pasado”.

 Nuestras creencias y pensamientos están en acuerdo con nuestro grado de evolución. Si los cambiamos, nuestra actitud ante al vida será diferente y podremos disfrutar y ser más felices en nuestro proceso actual.

Nuestro cuerpo reacciona según las órdenes que le vamos dando a través de nuestras expresiones y manifestaciones. La vida no depende del azar, depende de nosotros mismos: según lo que somos, atraemos. Recordad la ley del universo de energías iguales: ¡”se atraen!”.

 Nuestro cuerpo no es solo físico, es espiritual. Por eso, se emociona, llora, ríe y se enfada según vemos o sentimos, porque sintonizan nuestras células con las emociones y nuestros sentimientos. El motivo es uno: Tienen conciencia. Ellas hacen que deseemos vivir o sintamos que la vida no vale la pena vivirla. Somos nosotros que les estamos dando estas órdenes según nuestra visión de la vida. Energías iguales se atraen.

 Tu ser atrae aquello en lo que cree y siente. ¿Qué tal si cambiamos nuestra actitud y visión de la vida por una de más amorosa, positiva y amable empezando por nosotros mismos? Nuestras células recogerán este nuevo mensaje y atraerán más de lo mismo.

Tú, amado ángel que estás leyendo estas palabras, no es porque sí que así sea. Abre tu conciencia y tu corazón y sabrás que eres un Ser Superior en una experiencia terrenal donde la primera sensación es de limitación. Aparta el velo que ofusca tu condición humana y date cuenta del verdadero ser que hay en ti. Dios se encuentra en ti. Tú eres energía del universo. Tú erres Amor, Luz y Conciencia.

 Tu cuerpo y la vida siempre quieren darte la razón. Recuerda: aquello en lo que piensas y sientes, atraes hacia ti. No desvirtúes la belleza de tu vida. ¿Querría Dios, siendo a su imagen, que fueras y te manifestases limitado? Tú eres mucho más de lo que ves en ti y de ti. Tú eres un Ser Superior en un proceso de recordar tu verdadera naturaleza.

Da a tus células el alimento espiritual, no solo físico, que necesitan. Sanar tu conciencia celular elevará tu alma y tu espíritu.

 

Que el Amor y la Paz sean en ti.

 

Jordi Morella

 

 

Repost 0
Published by jjdiaz - en ENERGÍA
Comenta este artículo
29 junio 2013 6 29 /06 /junio /2013 07:40

AMOR-Y-RAZON.jpg¿Tener la razón, o hacer el amor?

por Santiago Pando

Es hora de elegir: ¿tener la razón o hacer el amor? Seguir encarcelados o liberarnos. Sostener la mentira oficial o prender la luz de la verdad.

Tener la razón es la guerra de los siglos y siglos donde todos perdemos. Es la falsa idea de que estamos separados entre nosotros y el Creador.

En cambio, hacer el amor es unirnos con el presente divino.

Ser feliz y estar en paz es hacer el amor. Ayudar al prójimo es hacer el amor. Agardecer el ahora es hacer el amor. Ver en el prójimo la divinidad es hacer el amor.

Ver el sexo como sagrado es hacer el amor. Tocar a Dios es todo menos un pecado.

Sentirte culpable es tener la razón. Arrepentirte es tener la razón. Hablar mal de los otros es tener la razón. Vivir con miedo es tener la razón. Hacer de la vida una lucha es tener la razón. Adorar al dios del dinero es tener la razón. Hacer de la mentira lo políticamente correcto es tener la razón. Crucificar cada año a Jesús es tener la razón.

La razón es el clavo que sostiene el Cristo muerto en la cruz de la cabecera. Es la que nos crucifica los sueños.

Hacer el amor es lo opuesto a tener la razón. Jesús habló de amor, no de miedo. Hablo del poder del perdón, no del castigo del pecado. Nos dijo que la verdad nos hace libres.

Y la verdad es otra a la razón.

Una se comparte, la otra se regatea. Una nos abraza, la otra nos juzga. Una nos libera, la otra nos sentencia. Una nos da fuerza, la otra nos da miedo. Una nos conecta con el universo entero, la otra nos separa de nuestra esencia espiritual.

 

Estar presente en el ahora es hacer el amor. Somos Dios en uno.

Repost 0
Published by jjdiaz - en OTROS
Comenta este artículo
28 mayo 2013 2 28 /05 /mayo /2013 15:47

 

Física Cuántica: El Reino de la Creación

23 creacion

La ciencia moderna es la nueva religión del mundo. En la mente madura del hombre la evidencia nos conduce al camino de la verdad. La ciencia no inventa las cosas, simplemente las descubre y describe, de esta manera la ciencia no inventó la fotosíntesis por ejemplo, simplemente la descubrió y la describió. Ciencia y religión convergen porque ambas son descripciones de la realidad, esta realidad a la que podemos llamar universo o Dios indiscriminadamente sin cometer fallo alguno.

Hasta hace alrededor de un siglo, la ciencia tenía su terreno donde todo le era claro. A través de la química, la biología y la física un científico puede predecir prácticamente cualquier suceso y describirlo sin rango de error, pero este estudio se limita siempre al mundo material. La religión entonces tomaba todo lo que quedaba fuera: Espiritualidad, sentido de la vida, supervivencia del alma a la muerte, etc. En 1900 el físico Max Planck cambió este modelo para siempre. Tratando de resolver un problema de radiación, expuso una teoría que decía que la energía al igual que la materia está formada por pequeñas unidades llamadas “quantos” en vez de ser un continuo energético como de había pensado con anterioridad.

El estudio de la física cuántica cambia todo nuestro entendimiento sobre los fundamentos básicos del universo conocido. Con ella, la ciencia ingresó sin proponérselo a este campo que tradicionalmente había sido terreno religioso llamado “mundo espiritual”.

En primer lugar la física cuántica ha demostrado en sus intentos por comprender las leyes que rigen el mundo de las partículas subatómicas que el observador de la materia, es decir la conciencia, altera el mundo subatómico cuando éste es observado. Esto nos ha llevado a muchísimas conclusiones científicas, morales y espirituales. En otras palabras, la física cuántica ha demostrado que somos co-creadores del universo junto con Dios, que si vemos un árbol en vez de un cúmulo de moléculas en acción es porque la conciencia humana concede a la realidad estas características particulares.

Y ahora sí, cuando recordamos ese antiguo Coan Zen que nos pregunta “Si un árbol cae en el bosque y no hay nadie presente, ¿éste hace ruido?” desde el punto de vista de la física newtoniana la respuesta era “sí, por supuesto que hace ruido, porque el sonido son ondas que se generan como resultado del choque de la materia con la materia”, pero desde el punto de vista quántico la respuesta es otra. El árbol no hace ruido a menos que una conciencia lo configure de esta manera, en ausencia de una conciencia las partículas que componen el árbol así como las partículas con las que choca simplemente reaccionan de maneras impredecibles y no generan sonidos porque las partículas subatómicas no son ni partículas ni ondas. Son ambas cosas al mismo tiempo.

A la luz de estos descubrimientos ciertas cosas que tradicionalmente han sido clasificadas como espirituales toman un sentido más bien científico. La plegaria, la afirmación metafísica, la meditación y la visualización creativa son funciones elevadas de la conciencia humana, y estas funciones interactúan con la realidad de manera específica en el mundo quántico que es la matriz del mundo material, ya que es aquí donde la energía se convierte en materia.

El segundo aspecto que podemos conectar con lo espiritual es la descripción de estas partículas subatómicas que son los ladrillos de los que está formada la realidad. Estos ladrillos están formados en su 99,999 por ciento de vacío y solamente en un 0.001 por ciento de algo que ni siquiera es sólido, pero al menos tiene propiedades medibles. La realidad materialista que percibimos cambia radicalmente entonces. El universo conocido está principalmente formado por infinitos cúmulos de nada, de vacíos lo cual ya había sido descrito por las tradiciones antiguas de pensamiento, incluso por la masonería que inicia sus rituales diarios con una orden “Silencio Hermanos Míos”, dándonos a entender que lo primero que existe es el silencio, el vació, la luz obscura del judaísmo, o el AUM budista que se dice fue lo que antecedió a toda creación.

Este trabajo no puede ser tan extenso como para hablar de todos los descubrimientos de la física cuántica ni de sus implicaciones científicas, morales y espirituales, pero sí puedo decir que el descubrimiento de este nivel de la realidad es el descubrimiento del nivel de la generación divina y nuestra. Este es el mundo del alma y aunque las escuelas esotéricas promulgan la creencia en la generación y la inmortalidad del alma, la física cuántica nos lo demuestra y en eso radica su virtud. Termino este trabajo con un breve listado de características de los tres mundos que componen nuestro universo y de los cuales dos ya han sido descubiertos y descritos por la ciencia, estos datos provienen del libro de “Conocer a Dios” del Dr. Deepak Chopra.

 

Características del mundo material o Universo visible:

•Los acontecimientos están definidos
• Los objetos tienen límites fijos
• La materia domina sobre la energía
• Es tridimensional
• Perceptible por los cinco sentidos
• El tiempo fluye en línea recta
• Cambiable
• Sujeto a decadencia
• Los organismos nacen y mueren
• Es predecible
• Causas y efecto son fijos

 

Características del Universo quántico:

• Se manifiesta la creación
• Existe la energía
• Empieza el tiempo
• El espacio se expande desde su origen
• Los hechos son inciertos
• Ondas y partículas se alternan unas con otras
• Sólo pueden medirse probabilidades
• Causa y efecto son fluidas, no se distinguen
• Nacimiento y muerte suceden a la velocidad de la luz
• La información esta inmersa en energía

 

Universo espiritual:

• Sin energía
• Sin tiempo
• Ilimitado, cada punto del espacio es cada uno de los otros puntos
• El todo existe en cada punto
• Silencio infinito
• Dinamismo infinito
• Correlación infinita
• Poder infinito de organización
• Potencial creativo infinito
• Eterno Inconmensurable Inmortal, mas allá de la vida o la muerte
• No causal

 

por Cuauhtli Arau

 

 

Repost 0
24 abril 2013 3 24 /04 /abril /2013 10:01

INUTILIDAD E IMPORTANCIA DEL SUFRIMIENTO

123.jpgEl sufrimiento como actitud mental o como herramienta para enfrentar aquellas situaciones de la vida que representan cualquier nivel de dificultad para la persona es totalmente inútil. Fácilmente podemos verificar la queja, más ninguna persona ha logrado solucionar problema alguno sufriendo ante lo que está sucediendo.


EL SUFRIMIENTO NO MODIFICA LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO: La única forma de encontrar soluciones a las dificultades que se presentan en la vida es primero permitir que la mente busque opciones mediante el uso adecuado del pensamiento, el análisis, la meditación y la oración y segundo no admitir que el pensamiento se pose en la causa que genera el sufrimiento sino más bien en aquello que trae paz a la mente por ofrecer posibilidades de solución.

“SI TUS PROBLEMAS TIENEN SOLUCIÓN DE QUÉ TE PREOCUPAS?”: Cuando el problema en cuestión no tiene ninguna posibilidad de solución, lo mejor es apartarlo definitivamente de la mente, aceptando la situación y renunciando a pensar en ello. De lo contrario la mente se obsesiona y entra en un círculo vicioso manteniendo pensamientos de sufrimiento y no aceptación, los cuales consumen inútilmente la Energía Vital y llevan a la persona a caer en la zona de oscuridad mental y en las crisis depresivas.

“SI TUS PROBLEMAS NO TIENEN SOLUCIÓN PARA QUÉ TE PREOCUPAS?”: Por otro lado para aplicar las soluciones encontradas ante las dificultades que ofrece la vida son necesarias las acciones, no los sufrimientos. Solamente las acciones adecuadamente razonadas tienen la posibilidad de influir positivamente sobre las situaciones externas, mientras que el sufrimiento actúa solamente sobre los estados mentales internos generando confusión mental y profundas depresiones.

Como ya vimos que el sufrimiento es absolutamente inútil frente a las dificultades de la vida, podríamos preguntarnos ahora lo siguiente: ¿para qué sirve entonces que exista en el ser humano la capacidad de sufrir?

La respuesta es demasiado sencilla: Todo Cuanto Existe en el Universo Cumple una Importante Función!!

¿Cuál es entonces la Función del Sufrimiento?

El sufrimiento es una herramienta para la Evolución de la Consciencia y cumple tres importantes funciones a saber:
1. EVITAR QUE LA EVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA SE DETENGA.
2. MEDIR EL NIVEL DE IGNORANCIA INDIVIDUAL.
3. FACILITAR EL RECONOCIMIENTO DE LA VERDAD.

1. EVITAR QUE LA EVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA SE DETENGA: Si no existiera el dolor, el cuerpo físico podría lesionarse y destruirse sin que la persona se diera cuenta de ello. Entonces el dolor cumple la función de proteger al cuerpo físico de que se lesione profundamente y también admite que la persona aprenda a cuidar su cuerpo para evitar padecer de dolor. Así como el dolor es una herramienta para evitar mayores lesiones al cuerpo físico, así también el sufrimiento es una herramienta para evitar que el desarrollo de la conciencia se detenga o que el aprendizaje se prolongue más de lo necesario. Esto significa que el sufrimiento tiene un límite que llamamos la Ley de Saturación, el cual impide que la mente reciba más sufrimiento. Esto facilita que la persona tome la decisión de dejar de sufrir y comience a buscar la información necesaria para lograr su cambio interno a través de la Comprensión y se aleje para siempre del sufrimiento logrando la Paz Interior.

CUANDO TU MENTE SE SATURA DE SUFRIMIENTO YA PUEDES EMPRENDER EL CAMINO DE LA LIBERACIÓN.

2. MEDIR EL NIVEL DE LA IGNORANCIA INDIVIDUAL : Al igual que en un proceso cualquiera de desarrollo social, económico o técnico, es muy importante poder evaluar o medir cada fase de su crecimiento para tener certeza de que el proceso está siendo adecuadamente guiado; así también para los Maestros de la Ley es muy importante medir y evaluar periódicamente el proceso de desarrollo de la conciencia individual ya sea para introducir los correctivos necesarios en el momento oportuno (Ley de Evolución), ya sea para actualizar el proceso en la fase adecuada (Ley de Correspondencia).

El nivel de sufrimiento y de conflictos personales da una medida exacta del estado de ignorancia individual donde a menor nivel de sufrimiento y de conflictos, menor es el nivel de ignorancia y por consiguiente menos procesos de confrontación por vivir le faltan a la persona. Esto permite a los Maestros de Ley determinar con claridad las correspondencias de mayor satisfacción para la persona en cuestión. Es decir, cuando una persona renuncia al sufrimiento se hace correspondiente con situaciones externas de mucha mayor satisfacción y paz.

EL SUFRIMIENTO ES RESULTADO DE LA FALSEDAD. ENTONCES ES FALSO TODO PENSAMIENTO QUE TRAE SUFRIMIENTO A TU MENTE.

3. FACILITAR EL RECONOCIMIENTO DE LA VERDAD: Para poder reconocer la existencia de lo que es la verdad es necesario tener un contraste con lo que no es verdad, es decir, es indispensable comparar lo que ES con lo que NO ES para poder diferenciar claramente la verdad de la falsedad. Este procedimiento es mental, y decimos mental porque la Verdad y la Falsedad están en la mente de la persona y no en los eventos del mundo externo de la materia física. En consecuencia la técnica consiste en que podamos reconocer fácilmente la verdad y la falsedad en los sentimientos que experimentamos frente a las diferentes situaciones o circunstancias de la vida sólo con observar si sufrimos o si estamos en Paz, Aceptación y Valoración (Ley de Amor).

“LA VERDAD OS HARÁ LIBRES”. ENTONCES ES VERDAD TODO PENSAMIENTO QUE DEJA PAZ Y ARMONÍA EN TU MENTE.

por Gerardo Schmedling Torres

Repost 0
Published by jjdiaz - en SALUD
Comenta este artículo
19 marzo 2013 2 19 /03 /marzo /2013 18:57

1-LIBRE.jpg

Camino por la calle en días como hoy en que miro al cielo, lo veo nublado, gris, oscuro, y no puedo evitar recordar la metáfora de este escenario frente a aquellos momentos en que he sentido angustia o miedo, aquellos momentos en mi vida en que creía que lo externo me definía, que estaba sujeto al arbitrio brutal de factores sociales o laborales. Y si bien es cierto que aún me muevo en una sociedad y que aún debo “vender” para conseguir el recurso, salta en mi frente la idea de que toda creencia, buena o mala, no es más que una creencia y que por tanto es falsa hasta que se demuestre lo contrario. Y en ese caso cesa de ser una creencia para volverse una experiencia: pura vida, como dicen los ticos.

Me observo en el momento, aquí y ahora, con la mente en un estado semivacío y casi quieta, excepto por la actividad de mi propia observación, si es que a esta puede llamársele mente. Me hago consciente que ya me queda poco qué esconder, poco a poco me hago invulnerable pues quien nada esconde nada teme. Qué interesante paradoja: exponer la vulnerabilidad nos hace invulnerables.

Está lloviznando, y siento caer en mi cabeza pequeñas y heladas gotas que siento como agujas, nunca he sido amante de las agujas, pero esta circunstancia de hoy no altera mi calma, solo las acepto sin dolor alguno, son parte de la vida, y me recuerdan que estoy vivo entre un cuerpo. He aprendido a amar a mi cuerpo, y no voy a negar que hace años luché mucho contra mí mismo, incluyendo mi propio cuerpo. Pero todo esto hace parte ahora de mí, es parte fundamental de quien soy en esta encarnación y del servicio que presto a otros, el cual me hace sentir profundamente realizado y feliz.

Siento el viento frío en mi cara, me despeina el poco pelo que aún queda en mi cabeza, recuerdo de una época anterior, de una forma distinta de ver la vida, con mucho dolor. Quizá si hubiera habido más paz interior en mi juventud tendría más pelo ahora en mi cabeza, quizá no, quién sabe... de todas formas la vida no comete errores ni hay nada al azar. Igual, sé que la aceptación nace en mí, y que si soy feliz conmigo mismo eso es lo que ven los demás.

Y esto me evoca, de nuevo, una paradoja: si quieres transformar tu realidad, la mejor forma de hacerlo es no queriendo transformarla. Aparece en mi pantalla mental la idea de la no linearidad del tiempo que tanto menciona Kryon, pues no querer transformar la realidad no implica desentenderse de esta. Qué interesante, quizá de lo que se trata es de cambiar la óptica con la que nos relacionamos con la realidad.

Y nuevamente, miro al cielo, y recuerdo la metáfora, y me observo a mí mismo en el presente. Y entra en mi interior una sensación de calma y paz como ninguna, y aunque el cielo sigue oscuro, me hago inmune a la metáfora.

Quizá esto sea lo que llaman “ser libre”.

Por Santiago Mariño

 

Repost 0
Published by jjdiaz - en REFLEXIONES
Comenta este artículo