Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

PENSAR

"No estás separado del Todo. Tú eres uno con el sol, la tierra, el aire. Tú no tienes una vida, tú eres la vida."

  

Eckhart Tolle

 

 

ENERGÍA, LUZ E INFORMACIÓN

Todos nosotros estamos formados por células; éstas a su vez por moléculas y las moléculas son vibración de la energía que fluye en todo el universo.

 

Archivos

FRASES

Quien mira hacia afuera, sueña; quien mira hacia adentro, despierta.

Carl Young

 

"La incertidumbre de las cosas no despierta miedo en quien está en la conciencia de la Unidad, pues está seguro de sí mismo. La voz de la verdad interior dice: Abrazo a lo desconocido porque me permite ver nuevos aspectos de mí mismo."

Deepak Chopra

VIDEOS

 

 

 


 

Categorías

19 septiembre 2011 1 19 /09 /septiembre /2011 21:30

 

EL ROTUNDO FRACASO DE LA QUIMIOTERAPIA

 

images45
 

CÁNCER:
¿QUÉ ES Y QUÉ LO CAUSA?
ROTUNDO FRACASO
DE LA QUIMIOTERAPIA
 

 

La Quimioterapia consiste básicamente en el tratamiento del cáncer mediante sustancias químicas. Y éstas son, básicamente, de dos tipos: citostáticas -intentan impedir que las células cancerosas se multipliquen- y citotóxicas -destruyen las células cancerígenas-. El problema es que, al margen de su grado de efectividad, no son "selectivas" y, por tanto, también afectan a las células sanas. De ahí sus brutales efectos secundarios. Aunque lo más grave es que a pesar de tales efectos yatrogénicos y sus prácticamente nulos resultados se trata a la inmensa mayoría de los pacientes con ellas. 

 

 

Entrevista realizada al Dr. Ryke Hamer en el programa

 "Preguntas y Respuestas" de la televisión Española.

Intervienen varios médicos y pacientes curados.

 

La Quimioterapia es uno de los tratamientos más indefendibles de la medicina moderna. Y sólo el hecho de que se presente por los médicos como la única alternativa a una muerte segura permite entender que los pacientes acepten someterse al deterioro físico y psíquico que provoca, más cercano casi a la tortura que a la medicina.

Hablamos de un método que nació en 1942 cuando Alfred Gilman y Fred Phillips, investigadores de la conocida Universidad de Yale, decidieron estudiar las posibilidades terapéuticas del tristemente célebre gas mostaza o Iperita, un producto venenoso que se utilizó como arma química por primera vez durante la I Guerra Mundial.
Estos investigadores sabían que tras un ataque efectuado en 1917 con el gas mostaza por las tropas alemanas un médico aliado había comprobado que muchos soldados que resultaron afectados aun estando lejos del lugar donde había caído la bomba de gas morían varios días después con cuadros infecciosos o debido a hemorragias internas, constatándose que padecían una marcada disminución de sus glóbulos blancos y plaquetas así como hipoplasia (reducción del volumen de un órgano por disminución de su número de células) medular y linfática. Resultado todo ello de su condición de agente alquilante, es decir, capaz de alterar la estructura y función de las moléculas de ADN de una célula de tal manera que impide que ésta pueda multiplicarse. ¿Por qué no usar pues -se preguntaron- esa propiedad para intentar impedir la multiplicación descontrolada de las células cancerosas?
Dicho y hecho; poco después comenzarían los ensayos con roedores. Y a continuación, tras los aparentes éxitos iniciales, en humanos.
En 1946 se anunciaría que se había logrado reducir de tamaño los tumores de dos pacientes, uno con un linfosarcoma y otro con un Linfoma de Hodgkin.
Otros investigadores -Alper, Dameshek y Peterson- obtenían poco después resultados similares.
Sin embargo, en los años 50 las investigaciones realizadas por el National Cancer Institut de Estados Unidos mostraban que los agentes alquilantes, asociados ya con esteroides y otros fármacos, no servían para lograr una mayor supervivencia de los enfermos
Una esperanza nunca lograda que desde entonces se sigue intentando.
A día de hoy, sin éxito.

La Quimioterapia nació pues como un método que consiste básicamente en dar un veneno con el que destruir las células cancerosas o intentar impedir su multiplicación.
Sólo que el veneno actúa igualmente sobre las células sanas. Basta leer los efectos secundarios reconocidos en los prospectos de cualquiera de los productos anticancerígenos que actualmente se comercializan para constatar que si se utilizaran en un persona sana -para qué hablar de una enferma- lo más probable es que ésta acabara muriendo. No existe lógica alguna por tanto para la práctica de la Quimioterapia. No hay en ello sentido común. Y sólo el miedo a la presunta falta de alternativas explica que se haya impuesto como terapia en el mundo. A pesar de lo cual el principal argumento utilizado por quienes dicen hablar "desde la ciencia" y se niegan a aceptar tanto otras formas de entender qué es el cáncer como la eficacia de tratamientos alternativos a los habituales es siempre el mismo: "La Quimioterapia -afirman sin fundamento alguno- es, del mal, el menor".Kevin Murphy, un oncólogo que trabaja en Vancouver, resume muy bien la postura convencional en Adjuvant Chemotherap, un manual concebido para que sus pacientes entiendan en qué consiste el tratamiento:

La Quimioterapia es un tratamiento difícil de entender.
Tal y como un paciente me dijo:

"¿Me está usted sugiriendo que me someta a un tratamiento que me va a enfermar temporalmente para tratar un cáncer, que no puede usted encontrar y encima ni siquiera sabe si hacerlo me servirá de algo?".

Es similar a un seguro de vida. Cuando usted paga sus primas a la compañía de seguros está reconociendo un riesgo potencial para su vida que puede o no puede acaecer (un accidente, una enfermedad, un terremoto, un robo...). Bueno, pues el tratamiento con quimioterapia se basa en la presunción de que su aplicación puede hacer disminuir el tamaño de los tumores y "reducir" el riesgo de que vuelvan a aparecer después. Las estadísticas -controladas generalmente por quienes tienen interés en demostrar que los fármacos que prueban funcionan- indican que así sucede en un porcentaje significativo cuando se trata de cánceres de mama, colon, testículos, leucemias, linfomas y la llamada enfermedad de Hodgkin... pero las mismas son sólo una de las maneras posibles de presentar las cifras. Eso sí, sirven para que la mayoría de los enfermos crean que los posibles beneficios compensan los riesgos y acepten ser sometidos a Quimioterapia.

 

LA MODA DE LOS CÓCTELES

Ante la evidencia de que los fármacos anticancerígenos utilizados en Quimioterapia no sólo no curan el cáncer sino que ni siquiera prolongan la vida de los enfermos se ha instaurado la moda de aplicar "un protocolo de quimioterapia combinada". Es decir, la utilización de "cócteles" -como en el caso de los enfermos de SIDA- con varios productos que se toman al mismo tiempo. Según la versión oficial, cuando esos cócteles se toman tras una intervención quirúrgica para extirpar el tumor y además se ha sometido al paciente a Radioterapia se logran "índices de curación significativos". Claro que lo que eso significa realmente es que la "supervivencia" en los cinco años siguientes es algo mayor estadísticamente, no que el cáncer se cure porque el paciente desgraciadamente termina muriendo en la mayor parte de los casos. Y es que ya hemos explicado en artículos anteriores que cuando los oncólogos hablan de "curación" no se refieren a que uno queda libre del cáncer sino que hablan de "curación clínica", término que se aplica a todo enfermo que sigue vivo cinco años después de serle diagnosticado un cáncer. Aunque al día siguiente se muera. Un sarcasmo.
Es también evidente que aun cuando cada persona es un mundo, la respuesta a la Quimioterapia varía en función de las dosis, el tipo de fármaco que se da, la duración del tratamiento y el grado de evolución en que está la enfermedad. En realidad sólo existe una certeza sobre el asunto: todos los fármacos químicos que se utilizan para tratar el cáncer son tóxicos y, además, claramente immunodepresores, es decir, bajan las defensas naturales del enfermo. Y -por si fuera poco- la mayoría son también cancerígenos. Y no ya como efecto colateral sino como efecto primario puesto que no distinguen entre las células cancerosas y las células sanas. Destruyen ambas. Es más, la mayoría atacan la médula ósea destruyendo a la vez los glóbulos blancos cuya función es combatir las infecciones, los glóbulos rojos que llevan el vital oxígeno a los órganos del cuerpo y las plaquetas que permiten la coagulación de la sangre. Consecuentemente, todo enfermo sometido a Quimioterapia termina con su sistema inmunitario destruido o comprometido quedando expuesto a otras enfermedades por lo que no es extraño que puedan fallecer de una simple pulmonía o de una infección común. En resumen, la Quimioterapia es uno de los tratamientos más devastadores -física, psíquica y emocionalmente- a los que puede someterse una persona enferma. Y el daño interno producido se comprueba rápidamente. La mayoría de los fármacos oncológicos provocan, entre otros efectos indeseables, calvicie (el cabello puede tardar años en regresar a la normalidad), náuseas extremas, vómitos, encías sangrantes, debilidad extrema, llagas alrededor de la boca, aftas y sangrado y ulceración del tracto gastrointestinal. Muchos pacientes aseguran que los "efectos colaterales" -entre ellos, la fatiga- son incluso peores que la propia enfermedad. Una dramática realidad que no es negada por la medicina convencional. ¿Cómo iban a negar las evidencias? "Es inevitable -argumentan sus defensores-, el precio a pagar, el riesgo a correr para tratar de vencer al cáncer".
Y, sin embargo, si se sabe que los productos que se usan son tóxicos, auténticos venenos para el organismo, ¿cómo se sustenta la idea de que la quimioterapia es beneficiosa en el tratamiento del cáncer? Pues se sustenta en la creencia de los oncólogos -no demasiado avalada por los resultados finales- de que el cáncer es un mal localizado -por eso hablan de muchos tipos de cáncer distintos- que se combate de forma específica y localizada. Con lo que en la práctica han reducido en general la lucha contra el cáncer a la lucha contra los tumores. Es decir, como confunden el tumor con el cáncer utilizan medicamentos tóxicos para intentar reducir su tamaño creyendo que eso implica vencer al cáncer. Según la teoría oficial, reducir el tamaño de un tumor proporciona al paciente una mayor expectativa de vida. Una teoría, cabe añadir, que la experiencia ha demostrado falsa hasta la saciedad. Porque es verdad que en algunos casos tal cosa puede suceder pero lo cierto es que en el caso de cánceres avanzados, al final casi todos mueren. Antes de los cinco años en la mayoría de las ocasiones. Con una calidad de vida, además, mucho peor. Bueno, pues con esa simple expectativa de aumento de vida durante unos meses o unos pocos años... justifican la Quimioterapia y el auténtico drama por el que se hace pasar al enfermo. Una extraña pirueta dialéctica que adornan con lenguaje "científico" y con la que intentan convencernos -y autoconvencerse- dando por válida una secuencia causa-efecto absolutamente cuestionable.

-ES CIERTO que hay fármacos que reducen cierto tipo de tumores. Pero conviene saber que para pasar el test de "efectividad" la FDA norteamericana no exige evidencia de que los remedios salven vidas o curen algo sino sólo de que son "efectivos para el uso para el cual están pensados". "El fármaco -se dice- tendrá el efecto que se supone que tiene bajo las condiciones de uso prescriptas, recomendadas y sugeridas en la etiqueta" . Es decir, para que un producto contra el cáncer se considere "efectivo" basta que reduzca el tamaño del tumor si para ello se prescribe. Aunque no sirva para curar al enfermo, como ocurre en la mayoría de los casos.

Por tanto:

NO ES CIERTO que la reducción de un tumor implique la curación, la recuperación de la salud. Alan C. Nixon, ex presidente de la American Chemical Society, escribió al respecto: "Como químico entrenado para interpretar datos me parece incomprensible que los médicos ignoren la clara evidencia de que la Quimioterapia hace mucho, pero mucho más daño que bien".

Segunda entrevista realizada a Hamer en el programa "Preguntas y Respuestas" de TVE. Debido a las solicitudes de los televidentes del ... todos » primer programa (y la repetición) se realizó esta entrevista. Esta entrevista es muy clara y explicativa, a diferencia del primer programa que era baste confuso para los recien llegados a este tema.


LA QUIMIOTERAPIA, CURAR NO CURA NADA



El Dr. Ulrich Abel, experto en Bioestadística Oncológica en Heidelberg, publicó en 1990 una de las obras más críticas con la teoría oficial: Quimioterapia para cánceres epiteliales avanzados. Al decir "epitelial", el doctor Abel se refiere en su obra a las formas más frecuentes de adenocarcinoma -pulmón, mama, próstata, colon, etc-, "tipos" de cáncer que provocan el 80% de las muertes por esta enfermedad en los países industriales avanzados.
Pues bien, al hacer una revisión de su obra cinco años después -que, curiosamente, nunca fue traducida al inglés- pudo constatar que las conclusiones seguían siendo válidas. Es más, todavía hoy, consultado por esta revista, considera sus resultados vigentes aun cuando reconoce no haber continuado con sus seguimientos estadísticos en este campo.

Bueno, pues la obra del Dr. Abel, sin que afirme la falta de eficacia de la Quimioterapia en todos los casos, avala con sus estudios estadísticos las dudas de muchos médicos sobre la eficacia de la Quimioterapia, especialmente en las fases avanzadas.
Porque, en sus propias palabras.

"un análisis sobrio y sin prejuicios de la literatura (científica) raramente ha revelado que los regímenes (de medicamentos) en cuestión tengan algún beneficio terapéutico en el tratamiento de cánceres epiteliales avanzados".

Después de diez años trabajando en el área de Estadística en Oncología Clínica, la inquietud del Dr. Abel acabó transformándose en certeza:

 

"No hay evidencia, para la gran mayoría de los casos de cáncer, de que el tratamiento con estos fármacos produzca resultados positivos en los pacientes con enfermedad avanzada, ya sea en expectativas de vida o en calidad de vida".

Y agrega:

 

"La casi dogmática creencia en la eficacia de la Quimioterapia se basa con frecuencia en conclusiones falsas extraídas de datos inapropiados".

En resumen, el minucioso trabajo del Dr. Abel hasta 1995 -como quién dice, anteayer- pone en evidencia que la Oncología ha sido incapaz de proporcionar bases científicas sólidas para justificar el uso de la terapia citotóxica tal como se ha venido haciendo. A pesar de lo cual la tesis de que la Quimioterapia es eficaz está considerado un dogma de la medicina moderna desde hace décadas. Los resultados, empero, no justifican esa apuesta unilateral mientras otras líneas de investigación han sido abandonadas, descartadas o relegadas al esfuerzo individual. La realidad es que la tasa de mortalidad en los cánceres más comunes -cáncer de colon, mama, próstata, páncreas, y ovarios- ha evolucionado muy poco en los últimos cincuenta años.
Contra los tumores malignos de pulmón tampoco se ha avanzado mucho.En algunos casos, la diferencia entre aplicar Quimioterapia y no hacerlo apenas es significativa.
Un estudio inglés efectuado en 1992 concluyó que en el caso del cáncer de mama de diagnóstico temprano se había hallado una modesta ventaja en cuanto a extensión de vida.
Se evaluaron 31 estudios en los que participaron 11.000 mujeres y se encontró una leve ventaja de extensión de vida después de diez años en pacientes que habían recibido "poliquimioterapia" (más de un fármaco oncológico durante más de un mes).


La probabilidad de que las mujeres estuvieran vivas diez años después, sin embargo, eran tan sólo del 51,3% con los medicamentos frente a un 45% sin los medicamentos.

Es decir, sólo un 6,3% de diferencia en la esperanza de vida.
Bueno, pues a pesar de tan escasa -y discutible- diferencia las autoridades médicas recomiendan quimioterapia a todas las pacientes con cáncer de mama, tengan o no signos visibles de cáncer después de la cirugía. La teoría oficial mantiene que, haciendo una proyección estadística con miles de mujeres, se deduce que muchas se pueden salvar. La verdad, sin embargo, es que las estadísticas lo que demuestran es que el 93,7% no sólo no se beneficiará de la Quimioterapia sino que sus organismos serán devastados por los efectos secundarios de los fármacos oncológicos.
¿Y mejorará con ello al menos su calidad de vida? Indudablemente, no: empeorará. Porque ya hemos dicho que prácticamente todos los agentes quimioterapéuticos son tóxicos e inmunosupresores.



EL DRAMA HUMANO DE LA QUIMIOTERAPIA


En suma, la Quimioterapia no sólo no garantiza en la mayor parte de los casos una mayor supervivencia sino que encima provoca una calidad de vida mucho peor. Uno de los principales efectos que modifican determinantemente la vida de los pacientes es la anemia, asociada a fatiga y cansancio. Y es que entre las células sanas que destruye la Quimioterapia se encuentran los glóbulos rojos, encargados de transportar el oxígeno a través de todo el cuerpo para mantener la energía.
Su pérdida puede además sobrecargar el corazón haciendo que se esfuerce por aportar oxígeno donde se necesita, impedir pensar con claridad, convertir la lectura y la escritura en una tarea hercúlea, suprimir el estímulo sexual y convertir cualquier actividad cotidiana en un esfuerzo agotador.
Después están las infecciones. El paciente tendrá que luchar contra todo tipo de infecciones oportunistas porque los fármacos destruyen los leucocitos preparados para la defensa del organismo. De hecho, si se contrae cualquier infección durante el tratamiento con Quimioterapia lo normal es que el enfermo sea hospitalizado, algo que indudablemente lo debilita aún más psicológicamente porque tiene que alterar su vida y dejar sus actividades cotidianas -incluido el trabajo-, le impide cuidar de los hijos, debe permanecer alejado de la familia y los amigos.... Sin olvidar que por estar hospitalizado estará más expuesto a contraer otras infecciones. A fin de cuentas, hoy día los hospitales son auténticos focos de infección.
Además de los citados efectos a corto plazo -entre otros- la Quimioterapia puede provocar a largo plazo algunos más graves. Por ejemplo, lesiones de corazón que pueden manifestarse semanas, meses o años después del tratamiento.
Un trabajo publicado el año pasado apuntalaba esta hipótesis, mantenida desde hace tiempo por algunos investigadores. Nature Medicine descubría que el mismo mecanismo que sirve para luchar contra los tumores en una de las sustancias (Herceptin) utilizadas en el cáncer de mama es responsable a su vez de causar daños en el corazón al hacer más vulnerables las células cardíacas a la toxicidad de los quimioterapéuticos que se administran a continuación.
La Quimioterapia puede también provocar pérdida de la fertilidad y, sobre todo, un mayor riesgo de reaparición del cáncer. Está demostrado que la mayoría de las productos quimoterapéuticos pueden llegar a producir cánceres secundarios, especialmente en el tracto gastrointestinal, los ovarios y los pulmones. Éstos se encuentran entre los cánceres más difíciles de tratar y pueden aparecer cinco, diez o quince años después de un primer tratamiento "exitoso" con Quimioterapia.

El New England Journal of Medicine publicaba el 21 de septiembre de 1989 lo siguiente:

"Se sabe que los cánceres secundarios son complicaciones causadas por la quimioterapia y la irradiación empleada para tratar linfomas y linfomas de Hodgkin además de otros cánceres primarios". 


Y un año después

-el 5 de enero de 1990- Associated Press difundía la siguiente noticia:

"Las fármacos que se usaban hace tiempo para tratar el cáncer ovárico pueden haber resultado tan nocivas como beneficiosas al incrementar enormemente el riesgo de padecer leucemia... Entre las mujeres tratadas desde 1960 hasta 1985 el riesgo de leucemia era 12 veces superior en aquellas pacientes que recibieron Quimioterapia que en aquéllas que sólo fueron sometidas a cirugía".


hacer en un trabajo en el que se comparaba la eficacia y el coste de la combinación cisplatino-vinorelbina con la de paclitaxel -el conocido Taxol- y carboplatino. Este último protocolo, comparado con el primero, eleva el gasto total del tratamiento en 9.000 euros, una diferencia sustancial sin que por ello mejoren los resultados finales.

 

Lo de siempre:

No hay mejores resultados pero sí más gastos en medicamentos y más ingresos para la industria. Con la complicidad de los ministerios de Sanidad.


 

LA MEDICINA, COMO LA JUSTICIA: CIEGA


Como oficialmente se ha decidido no trabajar en nuevas líneas de investigación los médicos siguen basando en la Quimioterapia buena parte de los tratamientos contra el cáncer.
Para algunos es lo "lógico" a la vista de que sus conocimientos sólo apuntan en la dirección de los fármacos agresivos; para otros es un callejón sin salida.

El ya citado Dr. Abel realizó una encuesta entre cientos de oncólogos y su conclusión fue ésta:

"Las opiniones personales de muchos oncólogos parecen contrastar de manera llamativa con lo que se comunica al público".


Ya en un artículo titulado
Chemotherapy: Snake-Oil Remedy? aparecido en Los Angeles Times el 1 de septiembre de 1987, el Dr. Martin F. Shapiro denunciaba públicamente que "mientras algunos oncólogos informan a sus pacientes de la falta de evidencias reales de los tratamientos... otros se dejan llevar por los estudios científicos que manifiestan un optimismo injustificado sobre la Quimioterapia. Y algunos más responden sencillamente a los incentivos económicos; los médicos pueden ganar mucho más dinero practicando la Quimioterapia de lo que pueden ganar proporcionando solaz y alivio a los pacientes agonizantes y sus familias ".

 

El Dr. Shapiro no es, en todo caso, el primero -ni el único- en hacer esta denuncia.
El doctor Alan Levin, profesor de Inmunología en la Facultad de Medicina de San Francisco, afirmó ya en 1985 durante una conferencia sobre los abusos en la medicina lo siguiente: "Los médicos generalistas son intimidados para seguir protocolos que se sabe que no funcionan. Uno de los ejemplos más evidentes es la Quimioterapia, que no funciona en la mayoría de cánceres".Y agregó: "A pesar de que la mayoría de los médicos está de acuerdo con que la Quimioterapia resulta en gran medida ineficaz se ven coaccionados a usarla por grupos de interés especiales que tienen intereses creados en las ganancias que produce la industria".

En 1986 un grupo de investigadores del McGill Cancer Center hizo una encuesta entre 118 médicos que trataban el cáncer de pulmón con quimioterapia pidiéndoles que imaginaran que enfermaban de cáncer y comunicaran con qué tratamientos habituales de Quimioterapia aceptarían ser tratados. Pues bien, 64 de 79 aseguraron que no consentirían en modo alguno estar en ningún tratamiento que incluyera cistaplino, un producto común en Quimioterapia. Es más, ¡cincuenta y ocho! dijeron que los ensayos sobre esos fármacos no eran asumibles porque no demostraban su eficacia y en cambio su toxicidad era inaceptable.
¿Le cabe alguna duda aún, amigo lector, de que médicos y medicina permanecen ciegos ante la realidad?
Ahora bien, ¿significa esto que las personas relacionadas con las investigaciones sobre cáncer y la industria farmacéutica forman parte de algún tipo de conspiración para detener la cura del cáncer? Edward Griffin, en su obra The Politics of Cancer, no lo cree: "(...) Afrontémoslo: esas personas mueren de cáncer como todo el mundo (...) Es obvio pues que no ocultan conscientemente un posible control de la enfermedad. Lo que significa es que el monopolio médico del cartel (farmacéutico-químico) ha creado tal clima de influencias en nuestro sistema educativo que la verdad científica se sacrifica a menudo a los intereses creados".
En esta misma línea parece apuntar la información publicada el 26 de enero de este año en The New York Times titulada Las ventas de medicamentos (utilizados en quimioterapia) producen altas ganancias a los oncólogos".
Según el diario, "en un momento en el que el conjunto del gasto en medicamentos de prescripción está por las nubes, los especialistas en cáncer (en los EEUU) se están embolsando centenares de millones de dólares cada año vendiendo fármacos a los enfermos, una práctica que casi ningún médico sigue". Se trata, ante todo, de un negocio. Para la industria... y para los oncólogos.
Según datos del Medical Group Management Association, entre 1997 y 2001 la venta de fármacos llevó a los oncólogos a aumentar sus ingresos en un 40% (ganan de media casi 300.000 dólares al año, incluidas las ganancias extras por venta de medicamentos antitumorales), lo que les ha puesto al frente de la lista de quienes más ganan entre los especialistas médicos.
Un grave conflicto de intereses que fue denunciado hace ya un año por el doctor Nicholas González, director en Estados Unidos de un programa federal de tratamiento del cáncer de páncreas con terapia nutricional. González denunció públicamente que los oncólogos muy raramente recomendaban a sus pacientes que se trataran con esta terapia y afirmó que, a su juicio, buena parte del problema era "financiero": "Los oncólogos pueden ingresar hasta 20.000 dólares con un tratamiento de Quimioterapia para el cáncer pancreático... aunque no funciona. Pero es el tratamiento normal y está cubierto por el seguro. Además, si recomendaran a un paciente entrar a formar parte de nuestro estudio de tratamiento del cáncer con Nutrición el enfermo dejaría de ser tratado con fármacos y ellos perderían esos ingresos. Ese es el problema. Algunos llevan además sus propios estudios con Quimioterapia y no están dispuestos a dejarnos los pacientes a nosotros".
Hay que añadir que esta denuncia tiene su fundamento no sólo en el hecho de que los propios médicos venden los medicamentos -lo que de por sí propicia la sospecha- sino en algunos datos publicados con anterioridad.
La alarma sobre ese posible conflicto de intereses la hizo sonar el 12 de mayo del 2001 un estudio del Dr. Ezekiel J. Emanuel, bioético y oncólogo que trabaja en los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, quien levantó una considerable polémica durante una reunión de la Sociedad Americana de Oncología Clínica en San Francisco. Resulta que tras estudiar los casos de casi 8.000 pacientes de Massachussets había constatado que en sus últimos meses de vida a todos los enfermos de cáncer se les daba Quimioterapia aunque se supiera que no respondían ya al tratamiento. "Podría entenderse que se de Quimioterapia para reducir el tumor y aliviar los dolores a los pacientes que responden al tratamiento pero hacerlo con quienes no responden es duro de justificar".
Los oncólogos se defenderían afirmando que en muchas ocasiones son los propios pacientes o sus familiares los que lo piden aferrándose al tratamiento como última esperanza.

Afortunadamente, en España los médicos no venden directamente los medicamentos. Desafortunadamente, las terapias complementarias siguen dejándose oficialmente de lado. -denunció-

CUESTIÓN DE OBJETIVOS

Terminamos diciendo que los enfermos de cáncer deberían entender que cada caso es individual y que son muchos los factores que intervienen en una posible remisión, comenzando probablemente por la fe del paciente en el propio tratamiento.
Y no es nuestra intención arrebatar la esperanza a nadie pero el propio Mariano Barbacid ha reconocido públicamente que el éxito de la Quimioterapia se cifra sólo en el 10% de los casos. Y está por demostrar si esa cifra no está engordada con falsos positivos -personas tratada de cáncer sin tenerlo, algo más habitual de lo que pudiera parecer- y si se ha descontado el 5% de error estadístico que se considera "normal".
Ciertamente, hay casos en los que los tumores han remitido con un tratamiento quimioterapéutico. Están constatados.
Que fueran o no realmente malignos es otro cantar. Y que esa remisión supusiera su curación, es decir, que el cáncer desapareciera, está también por demostrar. A los enfermos de cáncer no se les sigue habitualmente la pista cinco o diez años después de finalizar el tratamiento.

Se ignora, por tanto, cuántos casos de cáncer reales tratados con Quimioterapia se han "curado" o han sobrevivido más de 10 años.

Esas estadísticas prácticamente no existen.
No interesan.

Como no interesa dar a conocer que existen otras formas de entender qué es el cáncer y cómo afrontarlo.

 

Por
Antonio Muro

 

Origen del artículo: DISCOVERY DSALUD
http://www.dsalud.com/cancer.htm

 

Publicado en este blog: http://avesagu.blogspot.com/2008/01/cncer-qu-es-y-qu-lo-causa-xii-rotundo.html

 

 

Repost 0
Published by jjdiaz - en ENTREVISTAS
Comenta este artículo
12 septiembre 2011 1 12 /09 /septiembre /2011 16:55
PARA MEDITAR SERIAMENTE...

Se cuenta que en una ciudad del interior, un grupo de personas se divertían con el tonto del pueblo, un pobre infeliz de poca inteligencia, que vivía haciendo pequeños recados y recibiendo limosnas.

Diariamente, algunos hombres llamaban al tonto al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una de tamaño grande de 50 céntimos y otra de menor tamaño, pero de un euro .Él siempre tomaba la más grande y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos.

Un día, alguien que observaba al grupo divertirse con el inocente hombre, lo llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda de mayor tamaño valía menos y éste le respondió:

- Lo sé señor, vale la mitad, pero el día que escoja la otra, el juego se acaba y no voy a ganar más mi moneda.

Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste, pero se pueden sacar varias conclusiones:

La primera: Quien parece tonto, no siempre lo es.

La segunda : ¿Cuáles son los verdaderos tontos de la historia?

La tercera : Una ambición desmedida puede acabar cortando tu fuente de ingresos .

La cuarta , y la conclusión más interesante: Podemos estar bien, aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan los demás de nosotros, sino lo que uno piensa de si mismo.

MORALEJA

'El verdadero hombre inteligente es el que aparenta ser tonto delante de un tonto que aparenta ser inteligente'...

 

Repost 0
Published by jjdiaz - en REFLEXIONES
Comenta este artículo
10 septiembre 2011 6 10 /09 /septiembre /2011 13:34

El tejido de la nueva realidad.

shcumann1

Vivimos en un planeta donde operan dos tipos de personas. Unas las personas que crean la oscuridad a su alrededor, porque efectivamente son seres sin luz, sin Conciencia.

Su lema es sembrar el odio, el terror y siempre esperan lo peor de la vida.

 

Son aquellos que se han encargado de propagar las drogas, la tortura, la opresión, el hambre y las guerras. El objetivo de estas personas parece ser acabar con este planeta.

Pero para alegría de muchos actualmente hay un tipo de personas que están trabajando en grupos cada vez más numerosos para despertar las conciencias y se están encargando de explicar los procesos de la mente y su funcionamiento.

 

En el mundo hay ahora una gran ansiedad por conocer la verdad….para poder mejorar la calidad de nuestras vidas y la del planeta.

 

Debemos ser conscientes de la responsabilidad que tenemos cada uno, pues el mal es fruto de una gran programación exterior y como solo es posible en el marco de nuestra limitada mente terrenal.

 

Tu no eres mente eres Conciencia Pura y eso es lo que hay que cuanto antes recordar.

Simplemente con que nos diéramos   Amor y Libertad   a nosotros mismos, se romperían todas barreras que nos impiden dar ese Amor a todos los demás.

 

Pongámonos todos a trabajar con la INTENCION y la DECISION  de fabricar un tejido para el nuevo paradigma que será el perfecto para nuestra Evolución. Un tejido formado por hilos entrelazados de Amor, Comprensión y Libertad.

 

Paloma Vela. StarViewerTeam International 2011.

 

Repost 0
Published by jjdiaz - en REFLEXIONES
Comenta este artículo
28 agosto 2011 7 28 /08 /agosto /2011 21:14

 

Entrevista a Alessandro Di Masi, Maestro Sanergista, autor del bestseller “El Creador”.

 

 

Todo el mundo debe preguntarle: ¿Que pasará el 22-12-2012?

Pasará que tendremos una pregunta menos.   

 

¿Lo sobreviviremos?

Si uno es pesimista crónico, si cree en una nueva fin del mundo, perderá la vida mucho antes de esta fecha. Las fatalidades se crean temiéndolas. Si decide de ser inmortal, morirá cuando lo decide usted.

 

Para muchos creyentes debe sonar como un insulto a Dios, una blasfemia…

Noooo, ¿todavía existen este tipo de creyentes? ¿En qué se basan? ¿A caso pidieron ellos permiso a Dios para “opinar” y “juzgar” en su nombre? Me ponen incómodo todas las religiones y doctrinas. Toda forma de extremismo religioso es muy peligrosa. Se basan en el culto del miedo. Hasta la justicia de los tribunales se basa en antiguas leyes religiosas. Dios se convierte en alibi para justificar comportamiento pervertido. Lo que crees, creas: elijo vivir acompañado de gente que crea (con a) y no de gente que cree en cosas que le obligaron a creer.

 

¿La pregunta del millón… quién es el Creador?

Usted de su realidad, yo de la mía, los demás de las suyas, somos una infinidad de moléculas creativas en todo el universo, vibrando en armonía –o no- de la resonancia Schumann.

 

¿No vivimos en la misma realidad?

Todos la vemos a nuestra manera, como nuestra imaginación la crea. Pero en realidad lo vemos como los demás nos han dicho de verlo. Soñamos y fantaseamos sin creer que podemos realizar nuestros sueños. Nos dicen que son imposibles. Créenme: si todavía no han realizado sus sueños es porque estaban demasiado ocupados en realizar los sueños de los demás: sus jefes, pareja, amigos…

 

¿Cómo es su realidad?

Cada día es una proyección de lo que soñaba hacer. Tengo proyectos por los próximos veinte años, moldeo mi mundo con mis objetivos, mis deseos. Veo la realidad como yo quiero verla, no me dejo influenciar por vagos, cobardes, pesimistas y prudentes. Respeto el punto de vista de los demás, escucho su opinión, pero vivo como me da la gana. Hablo mucho durante mis conferencias y cursos, pero casi no hablo en otras circunstancias, prefiero escuchar. Los niños son felices porqué cada día es una fiesta. Una vez adulto somos esclavos de lo que nos imponen las necesidades de la vida: trabajo, pareja, familia, amigos, compromisos. Todo está programado en función de la muerte. Felices son los animales: no saben que han nacido y nadie les ha dicho que van a morir. Sin límites, carpe diem…

 

Usted sufre de sordera. ¿Qué tiene de bueno esto?

Es útil para meditar. La sordera y los acúfenos surgen cuando lo que oímos no nos hace sentir bien. A una cierta edad deberíamos parar de escuchar y empezar a enseñar, ¡compartir nuestra sabiduría! Cuando enseño no soy sordo…

 

Los niños no quieren escucharnos ¡pero no son sordos!

¡Porque son curiosos! Están dispuestos a todo para aprender. ¡Hasta escuchar! Es culpa de la palabra que les hemos impuesto, les hemos limitado, no han desarrollado sus instintos animales primordiales: memoria cuántica, instinto de supervivencia, comunicación telepática.

 

¿Los animales comunican telepáticamente?

Por supuesto. Basta pensar en los terremotos y tsunamis, ellos se salvan, el hombre muere. Los mensajes de peligro viajan a velocidad taquiónica, más rápido que la luz, la velocidad del pensamiento. Hoy hay modo de conectarnos con estas virtudes y recuperar muchas facultades vibracionales dormidas.

 

Esto explica como podríamos sanar a distancia, a través del pensamiento…

Correcto, y es muy sencillo aprender la sanación a distancia. Muchas cosas son mas sencillas de lo que uno cree. Un poco de explicación adecuada del terapeuta es bastante para eliminar definitivamente cualquier enfermedad o corregir fallos en un cuerpo. Las energías hacen el resto o… sus creencias lo impiden. Usted manda.

 

¿Podría crearme un nuevo físico solo pensándolo?

Visualizándolo, deseándolo, si. ¿Qué quiere cambiar?

 

A ver, ser más delgada, piernas largas, piel de niña…

Técnicamente y teóricamente podría cambiarlo en menos de un segundo.

 

¿Ah sííí…? ¿Y esto como?

Somos un conjunto de átomos, electrones y otras partículas subatómicas, pequeñas bolitas de energía más pequeñas que un átomo, invisibles al ojo.

 

…¿Qué todas pegadas una a otra forman mi cuerpo…

Pegadas ¡no! No se tocan en absoluto. Componen. Se posicionan donde su subconsciente les dice de ponerse. Se apagan y re-encienden unas 2000 veces al segundo y se reprograman con la información acumulada en toda la vida, como un ordenador que lee todo el disco duro antes de mostrarle el escritorio. Usted misma creas sus formas con lo que piensa, con su propia información. Sus pensamientos generan fuerzas: ¡energía!

 

Entonces... Si ahora decido de ser perfecta como Shakira ¿en un segundo me transformo en ella?

Si tuviera usted toda su información, su educación y todos los pensamientos de esta persona, ya SERÍA Shakira… Programe lo que quiere, pero por si misma.

 

¿Basta cambiar  nuestra forma de pensar para cambiar nuestro aspecto?

Su cuerpo cambia 2000 veces al segundo. Nacemos y morimos 2000 veces al segundo. Nos recomponemos. De vez en cuando somos concientes de estas “muertes”, cuando nos mareamos en una situación desagradable. Notamos que “pensar mal” nos perjudica. Pues, para tener una vida fácil: busquen el bueno en cada persona, en cada situación. Los “malos” viven en la tele. Todo el mundo es buena gente. En su barrio, en su pueblo habrá un delito, un “malo”  cada veinte años. A la tele cada minuto. ¡Esta NO es la realidad! Disfruten de SU creación.

 

¿Nos hemos creado una realidad o estamos viviendo una ilusión?

Nuestros ojos ven lo que nos han enseñado a ver. Lo que llamamos enseñanza en realidad es ignorancia, no-saber. La ignorancia se transmitió de generación en generación. Pregúntense porque los ciegos y los sordomudos son superdotados. Su realidad es pura fantasía. Admitan que la fantasía es más agradable que cualquier realidad. Dijo Walt Disney: “Si lo puedes soñar, lo puedes crear”. Atrévete a soñar. Nadie puede robar nuestros sueños.

 

Las revelaciones que hace sobre la medicina deben fastidiar al mundo médico: ¿Por qué no le han denunciado hasta ahora?

A parte un 10% de viejos dinosaurios que dirigen las instituciones, los médicos honestos ya admiten que digo la verdad. Además saben de donde llega la información: de ellos mismos. Si la justicia se basaría puramente en hechos debería cerrar todos los hospitales y prohibir la venta de cualquier fármaco. La industria no puede permitirse un veredicto desfavorable o nuevos “indignados” en las plazas. Los medicamentos no curan absolutamente nada, solo palian síntomas, engañan el cerebro.

Como ve el futuro de la medicina?

No se resume en dos frases. Veo una convivencia y colaboración entre sanergistas, sanadores holísticos, terapeutas naturales y de otro lado universitarios técnicos, cirujanos. Veo una reducción radical de la utilización de fármacos. Nadie parará esta evolución, la gente no vive más en la ignorancia, Internet democratizó la información. El futuro está en marcha en una España muy abierta. Lo ilustro en mis cursos: la industria farmacéutica ya nos consulta sobre nuestro enfoque vibracional. Evolucionará, emplea a 350.000 personas, no puede perder el tren. No somos enemigos, siempre más somos aliados. Necesitamos los conocimientos de la medicina, por el resto cambiamos la vibración de una persona. Si nos dejan continuar, de aquí 20 años habrá una disminución de 80% de hospitalizados.

 

¿Como ve actuar el “paciente del futuro”?

Primer paso: ir al médico que establece el diagnóstico. Segundo: ir al Sanergista para una charla reveladora y un par de sesiones de energía para equilibrarla. Tercer paso,… aprender de la información recibida, se sentiría ridículo de enfermarse por la misma razón.   

 

La industria farmacéutica ya nos consulta sobre nuestro enfoque vibracional.

 

A parte un 10% de viejos dinosaurios que dirigen las instituciones, los jóvenes médicos quieren cambiar la medicina.

 

El “paciente del futuro” verá desaparecer la más mortal de las enfermedades: la ignorancia.

 

El futuro está en marcha y España está muy abierta a ello.

 

Si nos dejan continuar, de aquí 20 años habrá una disminución de 80% de hospitalizados.

Repost 0
Published by jjdiaz - en ENTREVISTAS
Comenta este artículo
20 julio 2011 3 20 /07 /julio /2011 11:35

 ¿QUÉ CLASE DE ENERGÍA TRANSMITES??

 

 imagesCA1U8H4Z

Si tú llevaras imanes pegados por todas partes, podrías esperar que algunas cosas se te pegaran, que otras se alejaran corriendo de tu lado y que otras no te afectaran. En cierto modo, esto es lo que ocurre en la vida. Inconscientemente transmites tu energía. Algunas de tus cualidades son magnéticas y otras repelentes. Has atraído hacia ti toda cosa y persona que está en tu vida. La vibración que emites está formada por tu energía consciente e inconsciente, en parte repelente, en parte magnética, y en parte neutra. La ley que hay detrás de ello es la que dice: atraemos lo que es similar a nosotros.

Atraemos a nuestra vida, personas y situaciones que tienen vibraciones similares a las nuestras. Las cualidades negativas como la penuria, la desesperación, la depresión, la rudeza o la desconsideración conducen a una frecuencia baja. Si poseemos alguno de estos elementos en nuestra naturaleza, magnetizaremos a alguien de energía similar hacia nuestra vida. Las cualidades como el amor, la gentileza, la dicha, el deleite o la generosidad transmiten una energía de frecuencia elevada y también magnetizan a personas de energía similar. El universo nos ofrece espejos para que nos contemplemos en ellos, mira a tu alrededor y observa a los personajes que te rodean. Están interpretando un papel en la obra de tu vida por algún motivo. Cuanto más vehementemente negamos que seamos como imanes para cierto tipo de persona o situación, más nos pide nuestro Yo superior que observemos atentamente a nuestra sombra. La desesperación es algo que repele. Cuando alguien está desesperado por tener pareja, los demás captan esa desesperación a un nivel sutil y se retiran. Cuando cambian esa energía por otra amorosa, abierta y de aceptación, atraen a la persona adecuada. La ley de atracción funciona en diferentes ámbitos. Si no estás en armonía con la vida puedes atraer alimentos que te sientan mal. Si tienes pensamientos autocríticos te estás atacando a ti mismo. Puedes atraer a mosquitos que te piquen. Están sirviendo de espejo para la energía que estás emitiendo. Si estás soterrando la cólera puedes atraer un ataque. Si tienes pensamientos negativos atraes a personas y situaciones negativas. Si tienes mala salud, en el momento en que estés listo para soltarla atraerás al sanador perfecto a tu vida. Si quieres que un proyecto tenga éxito pero tienes sentimientos ocultos de aburrimiento, o si estás asustado o cansado, la energía subyacente contrarrestará el éxito del proyecto. Siempre que algo no se manifieste como tú esperas, examina tus sentimientos soterrados y cámbialos. Entonces magnetiza aquello que quieres.

Lo interior atrae a lo exterior. Si algo de tu mundo exterior no es como quieres que sea, busca dentro y cambia tu manera de sentir con respecto a ti mismo. Entonces automáticamente atraerás a personas y experiencias diferentes hacia ti. Si te infravaloras y piensas que no eres lo suficientemente bueno, atraerás a una persona abusiva que te hará lo mismo.

Recuérdate tus buenas cualidades y magnetiza a alguien que te aprecie. No emitas energía negativa ni pienses en atraer algún desastre hacia ti. Irradia luz positiva y confía en que un milagro se acerque a ti. Eres como un imán: atraes aquello que es similar a ti.

Juan Carlos Caramés
Repost 0
Published by jjdiaz - en VIBRACIÓN
Comenta este artículo
11 julio 2011 1 11 /07 /julio /2011 22:13

La conciencia humana va mucho más allá de la actividad cerebral: La dimensión cuántica del ser humano.



2007-12-18-xl-mente_humana

 


Por primera vez de forma sistematizada, la comunidad científica conviene en señalar que la conciencia humana enlaza con la dimensión de la física cuántica y no con la neurociencia, tal y como hasta ahora tradicionalmente se venía entendiendo.

La cuestión estrictamente biofísica ha sido ampliamente debatida sin obtener respuestas, que curiosamente sí se encuentran en los nuevos conceptos de la teoría de supercuerdas y especialmente de la supersimetría.

La cuestión de base genera una inquietud creciente en la comunidad neurocientífica, ya que a medida que profundizan en el campo de la ciencia de la conciencia, los hallazgos son cada vez más contundentes. Conceptos como los biofotones, la meditación, las Resonancias Schumann, ponen de relieve que los procesos neurofisiológicos son consecuencias de una transdimensionalidad y no causa en sí misma de una estricta explicación anatómica, o química. Ni siquiera las sinapsis por sí solan explicarían la curiosa relación existente entre procesos emocionales y señales coherentes en los EEG y ECG.

Raymond Tallis en esta ocasión expone en la Academia Británica que no podemos asumir de forma científica un reduccionismo de la conciencia humana a la simple actividad cerebral. En Aping Mankind expone los argumentos más contundentes hasta ahora vistos en la comunidad científica ortodoxa.

La experiencia empírica no siempre es racional, y por tanto, tenemos que entender que la dimensión mental es infinitamente más sofisticada que la mera actividad neuronal.

Simplemente la creatividad y/o el descubrimiento del sentimiento de “amor”, muestran procesos complejos que van más allá de la conexión entre neuronas o la producción de sustancias.

Definitivamente el ser humano es mucho más que un cerebro.

Incluso para el distinguido psicólogo Robin Dunbar, la cuestión requiere buscar nuevas formas holísticas de entender la cuestión, más allá de la neurociencia. Este planteamiento constituye un hito en los planteamientos tradicionales de la Academia Británica, caracterizada por su “ortodoxia” racionalista.

StarViewerTeam International 2011.

Repost 0
7 julio 2011 4 07 /07 /julio /2011 18:19

 

Entrevista al Dr. Deepak Chopra

Autor de “Reinventar el cuerpo. Resucitar el alma”

Por Alberto D. Fraile Oliver 

Si hay que buscar un icono de la medicina alternativa y de la unión entre las visiones occidentales y orientales probablemente será Deepak Chopra. Este médico indio-californiano ha  llevado la filosofía de la India a los grandes públicos occidentales y ha popularizado la meditación y la medicina holística. Recientemente ofreció una conferencia en Palma. Entre otras cosas habló de la transformación personal, el poder de la mente, el miedo a la muerte  y de la “fórmula de la felicidad” cuyo secreto pasa por hacer felices a los demás. En esta entrevista habla de todo ello.

¿Creamos nuestra propia realidad?

Sí. Este mundo es un espejo de nuestra consciencia. No puedes verte a ti mismo sin un espejo, y este mundo es nuestro espejo. El espejo de la consciencia es el mundo que nos rodea.

¿Tiene algún sentido tratar de cambiar el mundo?

Si no me gusta lo que me ocurre, no hay remedio externo, solo es posible un cambio en la conciencia interna. Todas las relaciones son un espejo. Aquellos a los que amamos y aquellos que no nos gustan, son espejos. A través del espejo de las relaciones podemos ampliar nuestra conciencia. Nos atraen las personas en las que encontramos rasgos que queremos tener en nosotros mismos. Y no nos gustan las personas que tienen rasgos que negamos en nosotros mismos. Al pasar a una conciencia más elevada a través de reconocer el espejo de las relaciones reconoceremos que la atención y la intención son los propulsores de la transformación. Aquello donde ponemos nuestra atención, existe. Aquello donde quitamos nuestra atención, desaparece. La atención se convierte en energía que crea las cosas y la intención se convierte en transformación. Estos son los dos aspectos de la conciencia que empleamos para manifestar. A medida que empezamos a hacer esto experimentamos la realización sin esfuerzo.

No es nuestro trabajo cambiar la percepción o nivel espiritual de otros, pero si que podemos controlar nuestro propio progreso espiritual.

 

¿Estamos en el mundo o el mundo está en nosotros?

La experiencia habitual nos da la sensación de que existimos en el Universo, de que tú existes en algún lugar en el mundo. Eso es una mentira. La verdad es que todo el mundo existe en nosotros. El cuerpo y la mente existen en nosotros. El cuerpo, la mente y el mundo me ocurren. Tengo la mente y  de la mente proyecto el cuerpo y del cuerpo proyecto el mundo. Es mi conciencia quien construye el mundo. Tú no estás ahí sino que estás en mi conciencia y yo estoy en tu conciencia. El lugar en el que yo estoy en tu conciencia y el lugar en el que tú estás en mi conciencia es el mismo lugar. No existes tú como un cuerpo físico allí fuera. Mi cerebro me permite verlo, pero mi cerebro no tiene una experiencia directa del mundo. Lo único que hace mi cerebro es responder a la electricidad, a lo químico, a las hormonas… y todo eso te crea a ti allí fuera. Pero tanto yo que te creo a ti como tú que me creas a mí, somos una conciencia que está experimentando con las formas y fenómenos.

O sea, que todo está conectado.

Cuando veas algo piensa: “eso está en mi. Esos árboles que están allí fuera son mis pulmones. Si ellos no respirasen yo no respiraría y si yo no respirase, ellos no respirarían”. La Tierra es nuestro cuerpo físico, la atmósfera es nuestra respiración, las aguas son nuestra circulación. No es cierto eso de que yo estoy aquí y el mundo está allí afuera. Tenemos un cuerpo personal y un cuerpo universal y los dos son nuestros, tanto uno como el otro. Cuando nos damos cuenta de que el mundo está en nosotros, tenemos con él una relación íntima. Además podemos tener un conocimiento íntimo del mundo, y a partir de este conocimiento alcanzamos la paz con el mundo. A partir de la paz reconocemos que el mundo, el universo, es un ser consciente. Es nuestro cuerpo extendido. Cuando somos tan íntimos con nuestro cuerpo extendido como lo somos con nuestro cuerpo personal nos habla, nos podemos comunicar. Cuando entramos en comunión como un ser conciente nos sorprende con dones en forma de sincronías y de coincidencias con significado.

¿Qué significa estar sano?

El bienestar incluye el aspecto físico, espiritual, económico, social, comunitario y medioambiental. Es una experiencia holística. No creo que podamos estar realmente bien si no está bien el organismo en su totalidad. Nos hemos de considerar parte del ecosistema y del medio ambiente. Si hay contaminación en el atmósfera, lo hay también en tu cuerpo porque se recicla en tus células. Hemos de cambiar nuestro enfoque respecto a nuestra comprensión de la salud. La salud es algo sagrado.

¿Hay un receta para ser feliz?

La felicidad tiene tres componentes. El primero se remonta a la infancia. Las personas felices tienen un condicionamiento cerebral que viene de los primeros años de vida, y que les permite ver oportunidades, donde otros ven problemas. Este condicionamiento del cerebro aporta cerca del 50% de la experiencia de felicidad.

El segundo componente son los bienes materiales y la cantidad de dinero que una persona posee, aportan aproximadamente el 10% de su experiencia de felicidad total. El restante 40% proviene de las decisiones que tomamos cada día. Si las opciones son solo para el placer añadirán muy poco a la felicidad, pero si las decisiones que tomamos dan lugar a la expresión creativa o a mejorar la calidad de nuestras relaciones, entonces seremos una persona más feliz. De hecho, las investigaciones demuestran que la forma más fácil de ser feliz es hacer feliz a alguien. Si quiere tener éxito en la vida, cree las condiciones para que otras personas puedan tener éxito. Se pueden conseguir todos los deseos personales haciendo felices a otras personas.

¿Ese 50% que hemos heredado de la infancia no lo podemos cambiar? ¿Qué hacemos con esas creencias que nos limitan?

Podemos cambiar las creencias que nos están limitando a través de la reflexión, es decir, cuestionar las creencias que nos limitan, y por supuesto la meditación. Tienes que preguntarte si esta creencia está basada en algo verdadero o no, y porqué pienso que es la verdad? ¿Podría ser que no sea la verdad? ¿Qué efecto tiene el apego a esta creencia? ¿Quién sería yo sin esta creencia? ¿Cuál es el opuesto de esta creencia, podría ser más verdadero? Esta es la base de las terapias cognitivas. Las creencias vienen de las religiones, las culturas, la historia, el adoctrinamiento social.

¿Cuál es la importancia de la belleza en nuestras vidas?

La belleza y el diseño son expresiones de la naturaleza. La belleza es lo que ve un artista cuando mira hacia dentro y luego echa la mirada hacia fuera y ve un reflejo de lo que está en el interior. Creo que en el futuro tenemos que combinar la belleza, el diseño y la creatividad con el comercio porque todo el comercio que hemos visto hasta ahora partía de la explotación. Los ricos explotaban a los pobres para crear negocio, y esto se está derrumbando ahora. El futuro del comercio reside en la justicia social, la eliminación de disparidades económicas, la sostenibilidad, resolución de conflictos y la belleza entendida como una expresión de la naturaleza. Esto creará una nueva economía en el futuro, ¡espero! Porque sino estamos acabados…

¿Qué podemos hacer para evitar el cataclismo?

La única manera de resolver los problemas del mundo es dar a las personas herramientas para crear su propio bienestar. También se pueden utilizar estas herramientas para fabricar el éxito en la vida. Es menos probable que una persona que sea feliz recurra a la injusticia social o se convierta en terrorista. Si la gente está contenta con lo que hace, físicamente bien, financieramente segura y participando en la red social de su comunidad, entonces no va a estar contribuyendo en los problemas del mundo. Vivimos en un mundo donde el 50% de la población sobrevive con menos de dos dólares al día. Y el 20% con menos de un dólar al día. Mientras existan disparidades económicas de este tipo, darán lugar a los grandes conflictos, las guerras, las injusticias sociales y la insostenibilidad, donde los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres.  Las causas más profundas de la inestabilidad mundial se encuentran en el comportamiento egoísta de los países más ricos.

¿Crees que lo que hará que se produzca un cambio en el mundo será una revolución interior?

 

Es la única forma. No hay otra manera.

 

¿Qué piensas de los cambios sociales que están sucediendo en este momento?

Son momentos muy interesantes; todo se está derrumbando.  El sistema económico, catástrofes naturales que afectan a todos. Si había una erupción volcánica en Islandia hace unos 100 años, no tenía importancia. Pero hoy afecta al mundo entero. Es la economía que sufre, se cancelan los vuelos a Europa, la economía europea sufre, los aeropuertos pierden millones… todo por el volcán, en unos pocos días. La economía de Europa afecta la economía de América, que luego afecta la de China e India, y pronto tenemos al mundo entero afectado por el volcán. Fíjate en los problemas económicos de Grecia, Afganistán y Pakistán, también afectan al mundo entero. Ahora, más que nunca, tenemos que darnos cuenta que los problemas de los demás también son los míos, no hay otra forma. Los problemas de Afganistán no solo afectan a mi vecino, me afectan a mi. Tengo que cuidar a mi vecino.

¿Crees que nos dirigimos hacia una civilización empática?

Eso espero. Porque es lo único que puede funcionar. Ahora mismo somos totalmente interdependientes; económicamente y de cualquier otra forma. No hay otra solución: si no cultivamos la justicia social y una reforma económica en la que las diferencias entre ricos y pobres no incrementan, sino que se van reduciendo, si no cuidamos el medio ambiente, si no aprendemos a resolver los conflictos pacíficamente. Las guerras ahora ya no tienen ningún sentido, si China depende de los EE.UU. para su economía, ¿qué puede solucionar una guerra? Todos dependen de los demás, las guerras son obsoletas. Si un país deja de gastar dinero en asuntos militares y empieza a gastarlo en infraestructuras, el resultado es una economía mejorada.

¿Cómo podemos conectar la mente con el corazón?

¡Ya están conectados! (risas)

¿Y cómo podemos recordarlo?

La meditación, la compasión, ayudar a los demás, todo esto nos reconecta. El budismo habla de cuatro cualidades: la amabilidad, la compasión, la alegría (de los éxitos propios y ajenos) y la paz mental. Cuando nutrimos esta cualidades en la consciencia, se reconectan el corazón y la mente.

¿Cuál es el secreto de la meditación?

La clave está en la constancia, practicar regularmente. Disciplina y diligencia. Pasar 20-30 minutos o más cada día, aunque no tengas ganas lo haces. Pronto tu cuerpo te lo empieza a pedir. Yo medito una hora y media temprano, cada mañana.

¿Qué nos pasa cuando morimos?

Lo que llamamos muerte no es más que un salto cuántico de la creatividad del ser. El universo se enciende y se apaga constantemente a nivel subatómico, a nivel molecular, a nivel de los órganos. El Universo se recrea en sí mismo, estamos constantemente muriendo para recrearnos. Si algún día tuviéramos éxito para conquistar la muerte el Universo se momificaría, se quedaría estático. Es a través de la muerte como el universo se actualiza y se renueva a sí mismo. Solamente hay unas células en nuestro cuerpo que no mueren: las células cancerígenas. Esas células han olvidado como morir. Si entendemos la muerte entenderemos la vida. La muerte es el apagado y el nacimiento, el encendido. Por cada apagado hay un encendido. Si muriéramos y no nos recreáramos, seríamos la única excepción en el universo entero.

¿Cómo podemos superar el miedo a la muerte?

El miedo a la muerte se debe a la falsa identidad. La falsa identidad es el yo aislado. El yo aislado es una alucinación, no existe. Cuando superas la separación del ego, entras en una identidad transpersonal en la que no hay muerte. Eres esta persona, como un patrón no permanente del universo. Solo existe lo universal, todo lo demás es un reciclaje del universo. Si mueves tu personalidad a nivel universal, te liberas del miedo a la muerte.

¿En qué se diferencia la mente del alma?

La mente siempre es una conversación, el alma es una presencia. A esa presencia llega el pensamiento pero luego se va. En esa presencia, llega una sensación o un sentimiento y luego se va. En esa presencia, puede llegar una experiencia del mundo y luego se va. Todo llega y todo se va. Solo queda la presencia. Esa presencia se conoce como una conciencia testigo, estaba ahí cuando nacimos, la personalidad llega luego y se va. Cuando éramos adolescentes teníamos un cuerpo, una mente y una personalidad diferentes, pero la presencia era la misma. Todo eso llegó y se fue en esa conciencia testigo.

Todo es vibración. ¿Qué implica esto?

Todo es vibración, esto implica que cuando cambias tu vibración, cambias la vibración del mundo. Es la única forma de cambiar el mundo, como dijimos antes que el mundo es un espejo. Pero lo más importante en saber que todo es vibración, es que significa que todo se enciende y se apaga. Si ponemos la atención en el ON de la vibración, todo es información y energía. Pero ¿qué hay entre el ON y el OFF? Lo importante no es la vibración, sino lo que hay entre la vibración: es consciencia. Es un campo de posibilidades, un campo de creatividad, un campo de inmortalidad. El secreto del universo no está en la vibración, sino en lo que hay entre la vibración, en el vacío. La palabra técnica para describir esto es discontinuidad.

Debemos transformarnos a nosotros mismos pero ¿de qué manera y en qué dirección?

 

En el sentido de un despertar a una conciencia más elevada. Despertando también la intuición, creatividad, visión más elevada, comprensión de la unión inseparable entre el cuerpo y la mente. Esto se consigue a través de la sanación de las emociones y del cuerpo físico.

Somos la especie de este planeta que con más frecuencia mata a miembros de su propia especie y la única que lo hace en el nombre de dios. Pertenecemos a una especie que ha causado la extinción de otras muchas especies y que ahora corre el riesgo de extinguirse. Esta es la parte oscura de la conciencia humana y no podemos negarla. Pero a la vez, la otra parte más luminosa, nos dice que somos una especie que se pregunta ¿de dónde vengo? ¿qué me ocurre cuando muero? ¿tengo alma en mi interior? Ningún otro animal se hace estas preguntas. Este es un momento muy importante en el que podemos preguntarnos cuál es el siguiente salto de la evolución.

Uno de los grandes científicos del último siglo, el Dr. Salk, descubridor de la vacuna de la poliomelitis, al final de su vida habló de la siguiente fase de la evolución humana, la denominó la fase de la evolución metabiológica: la evolución que está más allá de la biología, es la evolución de la conciencia.

Somos la única especie que es consciente de que es consciente. Podemos preguntarnos cuál es la naturaleza de ser conscientes. El doctor Salk dijo también que en la siguiente etapa de evolución se daría la supervivencia de los más sabios, no de los más aptos. La sabiduría se convertiría en el nuevo criterio de evolución. La supervivencia del más apto está siendo una etapa muy peligrosa de nuestra evolución.

¿Cómo podemos superar la dualidad que nos habita?

Sólo explorándonos a nosotros mismos, a través de la práctica de la meditación, un entendimiento intelectual, a través del amor y de la compasión

Repost 0
Published by jjdiaz - en ENTREVISTAS
Comenta este artículo
28 junio 2011 2 28 /06 /junio /2011 22:21

Generar Energía Curativa

 

 

imagesCA2YVA4XLa verdadera naturaleza de la curación es la de generar suficiente energía, con el fin de disfrutar plenamente de vivir la vida. La curación es mucho más que hacer una técnica, es un estado del ser, estar en paz con nosotros mismos, nuestros cuerpos, nuestras relaciones y nuestras vidas. Vamos a explorar como crear más energía curativa para mejorar la salud y la calidad de vida.

La curación es un simple retorno a la totalidad por lograr el equilibrio de la vida. Para empezar, es necesario estudiarla naturaleza de la salud y dejar de lado algunos conceptos anticuados. Durante la infancia, se les enseño que la sanidad es solo un medio para fijar y curar. Hemos aprendido que curar es una reacción a una enfermedad, algo en lo que nos concentramos solo cuando estamos enfermos. La mayoría de los métodos tradicionales de curación en nuestra cultura están diseñados para luchar y conquistar la enfermedad. Sin embargo, el fallo fundamental de estos enfoques es que se centran en curar o en hacer algo una vez que ya estamos enfermos.

Respeta los cuatro niveles de tu ser, lo físico, lo emocional, lo mental y lo espiritual.

Cuando consigues el respeto a estos cuatro niveles. Estos cuatro niveles del ser son fundamentales para la plenitud que conduce a una salud optima, la curación autentica empieza por la consecución del equilibrio en los cuatro niveles.

El primer nivel de energía curativa tiene su origen dentro de su cuerpo físico. Es el aspecto más visible de nuestro ser. Es fácil de identificar y observar los síntomas de la enfermedad física. Sin embargo, la falta de enfermedad no define un estado de salud y bienestar. Desafortunadamente, muchas personas utilizan su cuerpo como el único barómetro para determinar si están sanos o enfermos. Si no hay síntomas o dolor en mi cuerpo, entonces tengo que estar sano, ¿no? Eso es como decir “bueno”, si no estamos en guerra… ¡entonces debemos estar en paz! ¿No? ¡Falso! Pronto veremos que el cuerpo físico es solo el primero de los cuatro organismos que deben utilizarse para evaluar el estado real de salud y bienestar. La curación comienza con la toma de decisiones para cuidar su cuerpo.

Hágase estas preguntas para evaluar la relación con tu cuerpo.

¿Aprecias tu cuerpo físico? ¿Te resulta fácil de aceptar o te criticas constantemente? ¿Te avergüenzas de tu cuerpo? ¿Piensas que no consigues llegar hasta las normas establecidas de perfección que son imposibles de alcanzar? Si es así, pregúntate ¿por qué? y escribe las respuestas en un diario. Escribe a bajo la reflexión más profunda. Estas cuatro preguntas te ayudara a determinar la relación actual con tu cuerpo físico y puede ser un catalizador para poner en marcha el proceso de curación. Sea honesto con sus respuestas y asegúrese de escribirlas.

Puedes descubrir que tienes una relación muy disfuncional con tu cuerpo. Si es así, perdónate a ti mismo y empieza a aceptar, valorar, respetar su cuerpo, tal como es. La aceptación, el aprecio y el respeto cambiaran rápidamente la relación disfuncional con tu cuerpo. También puedes ayudarte desarrollando hábitos positivos para cuidar tu cuerpo y cuidar tu salud.

Algunas sugerencias de la práctica para apreciar y respetar tu cuerpo.

Haga ejercicio a diario para llevar el estímulo a sus organismos internos.

Comer alimentos nutritivos con energía, como frutas y hortalizas.

Respirar aire lleno de oxígeno para renovar continuamente tu energía.

Exponer el cuerpo a la luz del sol en pequeñas dosis de forma regular.

Duerme bien y permítete suficiente tiempo para descansar y revitalizarte.

Descubre nuevas formas de experimentar placer y comodidad.

Acepta las limitaciones físicas y ama a tu cuerpo tal como es.

 

El segundo nivel de energía curativa viene de tu cuerpo emocional. Este nivel de curación está dentro de tu naturaleza emocional. Muchas personas experimentan una relación disfuncional con su cuerpo emocional. Esto se debe a una falta de comprensión sobre la naturaleza de las emociones. Nunca se nos enseñó a mantener nuestras emociones saludables. En cambio, se nos animó a devaluar y reprimirlas, produciendo negatividad emocional. Esta relación no saludable conduce a la tensión emocional y pueda ser la fuente de muchos problemas de salud física.

La ciencia está ahora descubriendo cómo las emociones tienen un efecto directo e inmediato sobre el cuerpo físico. Es casi instantáneo y es la base de la conexión cuerpo y mente. Por ejemplo, el miedo dispara la adrenalina y hace que la respuesta de lucha o de huida ocurran en milisegundos después de que la emoción se allá disparado. Este es solo un ejemplo de como el estrés emocional mental influye en su salud física, modificando la química y el sistema inmune y la presión arterial.

¿Qué es lo que constituye una emoción positiva frente una negativa? Mucha gente se bloquea cuando se trata de lidiar con su cuerpo emocional. La razón más común es que dividimos nuestras emociones en categorías, sentimientos “buenos” y “malos” El bueno es el que hemos considerado digno de sentir. Por otro lado el malo son las emociones que no aceptamos, y que tendemos a ignorar, negar o reprimir. Es nuestra opinión de nuestras emociones naturales las que crean la disfunción en el nivel de nuestro ser.

Al juzgar las emociones como “buenas” y “malas” creamos una negatividad emocional. Tradicionalmente se nos enseñó que cuando nos sentimos buenos en algo, se amplían las emociones, entonces estamos siendo positivos. Sin embargo, si sentimos que algo no se nos da bien, se nos ha dicho que estamos siendo negativos. Esta división de bueno y malo con respeto a sus emociones produce negatividad que conduce a una disfunción.

Uno de los métodos para empezar a crear la curación que vamos a utiliza, va a ser empezar a cambiar la forma de definir sus emociones. Comience por dejar ir las emociones buenas y malas. En su lugar piense en que son emociones que se expanden y se contraen. Por ejemplo, piense en la respiración y pregúntate ¿es buena la inhalación y mala la exhalación? No tan solo lo que debe de hacer es respirar correctamente, y lo mismo sucede con sus emociones. Trabajan juntas se expanden y se contraen para guiarle y protegerle a través de su vida. Al dejar de lado los juicios acondicionando de tu infancia darás un paso importante hacia la salud emocional y el bienestar.

La honestidad es el estado emocional más positivo del ser. Ser emocionalmente consiente de sus sentimientos sin importar si están expandidos o contraídos, estas siendo honesto acerca de cómo te sientes. Simplemente el ser honesto es la relación más positiva que puedes tener con sus pensamientos y sentimientos, por lo que conseguimos olvidar los juicios de bueno y malo, y ser honestos. El amor propio es no tener que pedir disculpas por cómo te sientes honestamente, es un estado de honrar a sus pensamiento y sentimientos. Esta honestidad es una forma de desarrollar su auto respeto.

Todas las emociones son acerca de su vida y tienen un efecto de retroalimentación. Cada emoción es un mecanismo de retroalimentación natural para obtener una mayor comprensión de cómo se está construyendo su vida. Tienen el propósito de proporcionar orientación sobre su viaje por la vida. La mejor manera de respetarte a ti mismo es ser honesto con cómo se siente emocionalmente. Solo entonces puede cambiar. Negar las emociones que tenga en su vida puede hacerte daño. Cuando se piensa en un área de tu vida que no está funcionando de la manera deseada, de esa misma forma se sienten las emociones engarrotadas, las áreas que están funcionando bien se sienten más expandidas.

Si sientes rabia, a continuación, se enoja. No trate de convencerse de que no lo estás. Siéntelo, exprésalo y veras con después vuelve a ser libre a sentirse feliz de nuevo. La honestidad emocional es la forma más poderosa y positiva de liberar sus emociones. Sin embargo si usted niega su ira, puede atraer a todo tipo de experiencias negativas, todo en nombre de tratar de “ser positivo”. Nunca más trabaje de negar lo que está sintiendo sinceramente. La honestidad es la mejor política y os hará libres, especialmente a nivel emocional.

 

El tercer nivel de energía y uno de los más importantes es el mental. Yo pienso que es el primero que hay que empezar a trabajar porque en realidad va a ser el que nos creara bloqueos en los otros tres niveles. La mente le cuesta muchísimo enfrentarse a todo lo que es nuevo y desconocido para ella.

Mucha personas que empiezan una terapia o alguna técnica de meditación cuando empiezan a sentirse bien es cuando se la dejan y vuelven a recaer. Yo pienso que es porque la mente se a echo adicta a sentirse mal, y es muy difícil cambiar todo eso de un día para otro.

La mejor manera de conseguir cambiar esto es tomando conciencia de cada vez que tu mente intenta engañarte, porque una y otra vez la mente te engañara para sentirse segura y confortable. Si consigues darte cuenta de esto poco a poco conseguirás caviar tu forma de relacionarte con tu entorno.

 

El cuarto nivel de energía y el más fácil de alcanzar es el espiritual, si consigues que tu nivel emocional, y tu nivel mental funcionen óptimamente, el espiritual lo alcanzas sin ningún esfuerzo, a partir de ese momento consigues ver todo tu mundo que te rodea con otros ojos, a partir de ese momento te das cuentas que tu cuerpo a dejado de sufrir y formas uno con el universo, vibras con el universo, y el dolor y el sufrimiento ya no consiguen entrar a dañar a tu ser interno.

Con este artículo espero haberte hecho consciente de todo esto y consigas así, mejorar tu calidad de vida.

Repost 0
Published by jjdiaz - en ENERGÍA
Comenta este artículo
28 junio 2011 2 28 /06 /junio /2011 22:00

 

LO QUE EL CORAZON QUIERE, LA MENTE SE LO MUESTRA

 


imagesCA5BP178 (2)Esta es una entrevista que La Vanguardia Digital le realizó al Dr. Mario Alonso Puig quien es Médico Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, Fellow de la Harvard University Medical School y miembro de la New York Academy of Sciences y de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.

 

Hasta ahora lo decían los iluminados, los meditadores y los sabios; ahora también lo dice la ciencia: son nuestros pensamientos los que en gran medida han creado y crean continuamente nuestro mundo. “Hoy sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del cerebro.

La zona prefrontal del cerebro, el lugar donde tiene lugar el pensamiento más avanzado, donde se inventa nuestro futuro, donde valoramos alternativas y estrategias para solucionar los problemas y tomar decisiones, está tremendamente influida por el sistema límbico, que es nuestro cerebro emocional. Por eso, lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando”. Hay que entrenar esa mente

 

 

- Más de 25 años ejerciendo de cirujano. ¿Conclusión?

-Puedo atestiguar que una persona ilusionada, comprometida y que confía en sí misma puede ir mucho más allá de lo que cabría esperar por su trayectoria.

 

- ¿Psiconeuroinmunobiología?

-Sí, es la ciencia que estudia la conexión que existe entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. Una conexión que desafía el paradigma tradicional. El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos.

 

- ¿De qué se trata?

-Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas. El distrés, esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal.

 

- ¿Qué tipo de cambios?

-Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.

 

- ¿Tenemos recursos para combatir al enemigo interior, o eso es cosa de sabios?

-Un valioso recurso contra la preocupación es llevar la atención a la respiración abdominal, que tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el cerebro. Favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios.

 

- ¿Cambiar la mente a través del cuerpo?

-Sí. Hay que sacar el foco de atención de esos pensamientos que nos están alterando, provocando desánimo, ira o preocupación, y que hacen que nuestras decisiones partan desde un punto de vista inadecuado. Es más inteligente, no más razonable, llevar el foco de atención a la respiración, que tiene la capacidad de serenar nuestro estado mental.

 
- ¿Dice que no hay que ser razonable?

-Siempre encontraremos razones para justificar nuestro mal humor, estrés o tristeza, y esa es una línea determinada de pensamiento. Pero cuando nos basamos en cómo queremos vivir, por ejemplo sin tristeza, aparece otra línea. Son más importantes el qué y el porqué que el cómo. Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando.

 

- Exagera.

-Cuando nuestro cerebro da un significado a algo, nosotros lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que sólo es una interpretació n de la realidad.

 

- Más recursos…

-La palabra es una forma de energía vital. Se ha podido fotografiar con tomografía de emisión de positrones cómo las personas que decidieron hablarse a sí mismas de una manera más positiva, específicamente personas con transtornos psiquiátricos, consiguieron remodelar físicamente su estructura cerebral, precisamente los circuitos que les generaban estas enfermedades.

 

- ¿Podemos cambiar nuestro cerebro con buenas palabras?

-Santiago Ramon y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906, dijo una frase tremendamente potente que en su momento pensamos que era metáforica. Ahora sabemos que es literal: “Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”.

 

-¿Seguro que no exagera?

-No. Según cómo nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. La transformación del observador (nosotros) altera el proceso observado. No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos.

 

- ¿Hablamos de filosofía o de ciencia?

-Las palabras por sí solas activan los núcleos amigdalinos. Pueden activar, por ejemplo, los núcleos del miedo que transforman las hormonas y los procesos mentales. Científicos de Harward han demostrado que cuando la persona consigue reducir esa cacofonía interior y entrar en el silencio, las migrañas y el dolor coronario pueden reducirse un 80%.

 

- ¿Cuál es el efecto de las palabras no dichas?

-Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad, y eso se transmite: la percepción va más allá de la razón. Según estudios de Albert Merhabian, de la Universidad de California (UCLA), el 93% del impacto de una comunicación va por debajo de la conciencia.

 

- ¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?

-El miedo nos impide salir de la zona de confort, tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona.

 

- La mayor parte de los actos de nuestra vida se rigen por el inconsciente.

-Reaccionamos según unos automatismos que hemos ido incorporando. Pensamos que la espontaneidad es un valor; pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, sino sólo hay automatismos. Cada vez estoy más convencido del poder que tiene el entrenamiento de la mente.

 

- Deme alguna pista.

-Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra. Cuando decimos “voy a hacer esto” y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro. El mayor potencial es la conciencia.

 

- Ver lo que hay y aceptarlo.

-Si nos aceptamos por lo que somos y por lo que no somos, podemos cambiar. Lo que se resiste persiste. La aceptación es el núcleo de la transformación.

 

 

Repost 0
Published by jjdiaz - en ENTREVISTAS
Comenta este artículo
23 junio 2011 4 23 /06 /junio /2011 22:22

imagesCA9KMWGVLa Ley Metafísica de Vibración

Nada reposa. Todo se mueve. Todo vibra.

El movimiento se manifiesta constantemente en todo el universo.
La paz no es la anulación del movimiento sino el movimiento en armonía.

Aunque la materia nos parezca estática, si la llevamos a un poderoso microscopio, veremos que su constitución (átomos, moléculas) están en continuo movimiento.

A través de los distintos grados en frecuencia de vibración, se cataloga toda la creación, desde la materia densa a la luz sutil espiritual.
Mientras más sutil y elevada es la sustancia, con más rapidez giran los elementos que constituyen sus átomos.

En concordancia con la Ley de la Correspondencia (como es arriba es abajo), los planetas giran rítmicamente alrededor del sol en todos los sistemas solares.

La luz divina tiene una frecuencia de vibración tan rápida que escapa a la comprensión y detección humana, pero si pudiéramos verla, nos parecería estática.


En la creación universal todo se mueve y tiene su frecuencia de vibración, a través de la sustancia mental puede cambiarse esta frecuencia acelerándola y haciéndola subir en la graduación y escala de los distintos subplanos.

“Para cambiar una condición o estado mental, hay que cambiar su frecuencia de vibración.”

“La mente como los metales y los elementos, pueden transmutarse de grado en grado, de polo en polo, de vibración en vibración”


Podemos decir que frecuencia es la cantidad de veces que gira un electrón alrededor de su núcleo en una x cantidad de tiempo.

Un ejemplo de esto son las frecuencias en que captamos las diferentes estaciones de radio y televisión.

Estas son medidas en Kilociclos, 1000 ciclos por segundo y megaciclos, 1.000.000 de ciclos por segundo.
En la medida que se sube en la escala de la sutilización, se elevan las frecuencias de vibración atómica.

Sometiendo la materia densa a una energía tal como el calor, los electrones comienzan a girar mucho más rápido en sus órbitas hasta que toda la masa material cambia de estado.
Esto lo vemos cuando calentamos un metal (un sólido) hasta derretirlo y convertirlo en líquido a través de la fusión.

Todo es una cuestión de vibración o frecuencia.

 

Repost 0
Published by jjdiaz - en VIBRACIÓN
Comenta este artículo